Entrada destacada

Choque

Vecino fracturado.

Opine sobre todas las noticias en la comunidad de facebook de Chacabuquero: Me Gusta Chacabuquero

Viven entre ratones, víboras, arañas, calles oscuras y sin mantenimiento

¿Chacabuco para todos?.


Vecinos de la quinta 936, pertenecimiento al programa “Chacabuco para Todos”, reclaman  iluminación pública para las calles y limpieza de los lotes en los que no hay viviendas construidas o en obra, así como mejorado de al menos una calle para poder ingresar y salir del lugar en los días de lluvia, como fue el viernes.




Según lo informado, el acceso a este barrio se da a través de calles oscuras, a pesar de que junto con la factura del servicio eléctrico se les cobra una tasa por alumbrado público.
Ayer a la tarde, algunos de los vecinos que ya viven en las diferentes manzanas en las que fue subdivida la quinta, se reunieron para tratar de reavivar sus reclamos. Hace cerca de un año consiguieron el respaldo del Concejo Deliberante. Esto derivó en que se completara el tendido eléctrico y de agua corriente.
Laura Vallenari, es la vecina más antigua del barrio. Hace 2 años y medio se fue a vivir con su familia a una vivienda en construcción en 9 de julio y calle 356. No tuvo agua corriente hasta unos meses después. Ahora busca que se mejoren las calles y se coloque iluminación pública.
“La problemática que tenemos es el pasto -comentó la vecina-. Es impresionante el tema de los roedores. Han entrado víboras a mí casa. También hay arañas. De esto está en conocimiento el Corralón Municipal”.
Pero eso no es todo: “después, cuando llueve, se acumula mucha agua en las calles, y se forma barro, por lo que no podemos salir de nuestras viviendas -agregó la mujer-. Hemos pedido piedra, aunque sea en la calle que cruza el barrio, la 354, para poder salir todas las familias a trabajar. También queremos iluminación. Quien venga a la noche por aquí podrá observar que no se ve nada. Todo esto está pedido por expediente”.
“Ahora que ya somos más familias viviendo en este lugar pedimos un contenedor de residuos -continuó Laura Vallenari-.
Silvia Martínez, otra vecina del lugar, comentó con ironía: “el asfalto llegó hasta donde vive gente. Donde viven los animales, los cerdos, no. Yo tengo la casa cerca de la calle 9 de Julio, pero es imposible transitar por allí por como está. Y la avenida Máximo Gil, cuando llueve, se vuelve una laguna”.
Vallerani agregó: “el viernes hemos compartido fotos en las redes sociales que muestran que es imposible pasar por estas calles cuando llueve”.
Javier Tejido habló de su experiencia: “yo vivo en la calle del medio, en una bocacalle y los días de lluvia se vuelve imposible salir o entrar al barrio. Tengo que caminar por los terrenos con los peligros que conlleva esto por los roedores y víboras que hay”.
“Los vecinos no vienen a cortar el pasto de los terrenos”, agregó Silvia Martínez.
“Uno de nuestros pedidos a la Municipalidad es que reclame a los propietarios que mantengan limpios sus terrenos o que tome cartas en el asunto”, comentó Pablo Córdoba, otro vecino que está construyendo una vivienda dado que hasta el momento con su familia residen en un inmueble alquilado, “logrando eso, avanzaríamos. Ya están pedidos los cuatro focos que hay que colocar en la calle del medio, lo mismo que las piedras para poder transitar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparta su opinión con el resto de la comunidad