Reclamo por agua de lluvia estancada

Piden solución


Una vecina compartió con Chacabuquero fotos del estado en el que quedaron la avenida Maximo Gil y la calle 338 después de la última tormenta.




La cantidad de agua que quedó luego de la tormenta en el lugar llevó a que se interrumpiera el tránsito. A esto hay que sumarle los malos olores que se generaron.
En este sector de la ciudad parece haber algún problema de desagüe porque el líquido en las zanjas no termina de eliminarse con el paso de las horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparta su opinión con el resto de la comunidad

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.