martes, 18 de agosto de 2020

"Hay gente esperando mercadería que nunca llegó"

Nota pedida.

La aparición del Covid-19 en Argentina agudizó la crisis ya existente y Chacabuco no fue la excepción. 


Volver a Chacabuquero.

A mediados de marzo con la implementación de la cuarentena obligatoria, amplios sectores se quedaron sin ingresos al no poder trabajar, el estado municipal lejos de buscar una salida para esta problemática se refugió en un improvisado "Consejo Social", este mismo no contaba con un presupuesto por parte de Municipio, todo lo contrario, se sustentaba a raíz de donaciones de vecinos y la logística del transporte y el reparto de alimentos se realizaba en autos particulares. Este Consejo tuvo final en cuanto el Municipio intervenir en él, pero al precio de acapararlo y sacar rédito político de la ayuda solidaria delos vecinos.

Por estas razones crecieron los grupos solidarios independientes. La realidad es que el gobierno de Aiola puso su foco en llevar adelante una política represiva, detenían trabajadores (albañiles, malabaristas, limpia vidrios) por estar trabajando, o multandolos con cifras que superaban hasta los $40 mil pesos con un sentido únicamente recaudatorio. Esta política continua hasta hoy, donde para el municipio es prioridad perseguir a los trabajadores en lugar de dar una respuesta a la crisis. 

El Secretario de Desarrollo Social Magdalena declaró en medios locales que llegaban a repartir 30/40 bolsines diarios, un comentario que da verguenza ya que el estado municipal dispone de un presupuesto de $233 mil millones de pesos anuales. Vecinos denunciaron que desde esa área ni siquiera atendían los teléfonos y aún hoy hay gente esperando mercaderia que nunca llegó. 

Mientras tengamos un gobierno nacional que reconoce sin sonrojarse que una gran parte de los trabajadores está en negro. Implementó un IFE que resultó insuficiente, dejó a 3 millones de personas afuera y es recortado, hoy aún más. Y por otro lado un gobierno municipal con una única orientación policial de contención social, es claro que la solución es la organización obrera. 

Desde el Polo Obrero Chacabuco invitamos a los trabajadores ocupados, desocupados y la juventud a organizarnos para exigirle al estado municipal que compre y reparta bolsones y kits de higiene para todas las personas que lo necesiten. Alimentos para los comedores y copas de leche. Servicios basicos a cargo del estado para todos los barrios y loteos. Planes de viviendas sociales a tasas bajas a cargo de cooperativas obreras administradas por los mismos trabajadores.

Firma: Polo Obrero.

1 comentario:

lucien dijo...

Vayan a trabajar manga de vagos. A no cierto el presi alverso todavía no permite las actividades por la cuarentena.