domingo, 14 de junio de 2020

Muerte en la Comisaría: más datos


Fuentes allegadas a la Justicia han dejado trascender información vinculada a la muerte de Isaías Antoneda que avalarían la versión del suicidio en el calabozo.


Volver a Chacabuquero. 

La causa fue caratulada como suicidio.

Cerca de las 20.45 horas se recibe un llamado en la comisaría, efectuada por el propio Isaías Antoneda, haciéndose pasar por otra persona y manifestando problemas en su domicilio. El llamado ingresó por la línea 911. Inmediatamente, desde la comisaría de Chacabuco se comunican telefónicamente con el lugar de los hechos, atendiendo la madre del joven y dice que su hijo estaba agresivo, que por favor se presenten en el lugar, un domicilio del Barrio Parque Azul.
Arriban en un móvil 2 efectivos policiales. Uno de ellos se baja del patrullero en dirección a la vivienda. En ese momento el joven sale con armas blancas en ambas manos y comienza a agredirlo. Este retrocede, mientras su compañera, quien se encontraba en el móvil, solicita refuerzos.
Al arribar un nuevo patrullero, el joven sigue intentando agredirlos hasta que logran reducirlo, no sin antes ocasionarles algunas heridas a los efectivos. Desde ahí es trasladado en carácter de aprehendido, primero al Hospital donde es revisado y luego a la comisaría, a una celda individual separada.
Del testimonio de familiares, se desprende que el joven sufría de adicciones y que ya había tenido intentos de suicidio. Manifiestan además, que el joven tuvo la intención de morir en el momento en que llegaron los efectivos policiales a su domicilio.


Se ha tomado declaración a la madre del joven y a los policías que estuvieron afectados a su aprehensión.
Por el momento no hay nadie separado del cargo o suspendido.


Se debería comenzar a hablar en el ámbito de la Justicia cómo se trata a los detenidos que puedan tener antecedentes de intentos de suicidio o estén bajo el efecto de estupefacientes a la hora de encarcelarlos. 





No hay comentarios: