Entrada destacada

Video: Justicia por Fernando: "En Chacabuco puede pasar"

viernes, 11 de octubre de 2019

Quieren premiar a los policías sin panza

Proyecto.


El diputado provincial Marcelo Daletto presentó un proyecto de Ley para modificar la Ley de Personal de Policías (13.982) con el objetivo de retribuir a los agentes que gocen de excelente estado de salud y accedan de manera voluntaria a la realización de exámenes psicofísicos por fuera de la instrucción.
“Este cambio en la Ley nos da la posibilidad de darle un suplemento al policía que no fuma, que tiene mejor estado cardiológico, que corre a mayor velocidad, que tiene mejor estado físico, fuerza o sabe artes marciales”, dijo Daletto y agregó que “La falta de estado en muchos casos, provoca que los agentes queden desprotegidos ante eventuales persecuciones”.
“También se trata de un incentivo para dar un mayor cumplimiento a sus obligaciones laborales en pos del cuidado de la sociedad; el artículo 45 de la Ley de Policía detalla las retribuciones a los agentes en determinados casos, por ejemplo: título, dedicación exclusiva, antigüedad, riesgo, riesgo profesional secreto, entre otros. A todo esto, queremos sumar la realización de un examen psicofísico que acredite mejoras en el entrenamiento físico del personal por fuera de la institución”, finalizó el Legislador.

1 comentario:

Carlos Andres dijo...

Me encantaría compartir con Marcelo su inquietud, pero se trata de una cuestión hormonal. Y a las hormonas, no se las puede regir por leyes. Cuando un hombre se aproxima a la edad en que comienza a bajar la generación de testosterona, y con ello a decaer el deseo sexual, y se empieza a ser más sedentario, todo ello como consecuencia de la baja de esa hormona en sangre, se entiende que el hombre se aproxima a su andropausia. El desequilibrio hormonal hace que se genere más 'grasa' que el cuerpo, inteligentemente, guarde como reserva de energía ... ¡En el abdomen! A menos que se modifique la genética humana, ésto seguirá ocurriendo. Es cierto que puede morigerarse si al ser humano se lo induce, no obliga, a realizar actividades físicas en un gimnasio. No pasa, creo, por 'premiar' a los que no tienen abdomen prominente, sino por instalar en cada comisaría un mini gimnasio como existen en diversos cuarteles de Bomberos de Policía. El cuidado del físico les ayudará a proteger sus vidas, y las de los demás. Para que no se interprete como una discriminación, lo mismo le pasa a las mujeres (Policías o no) aunque esa 'grasa' se asienta como reserva en otras partes de sus cuerpos. Partes que no habré de mencionar para no incomodarlas... aunque a muchas les queda muy bien...