Vecina se cansó del acoso de un cliente

Denuncia y mensaje.


Una vecina se cansó del acoso por parte de una persona y lo denunció. Además, inició una campaña que dice: Mí cuerpo no quiere tu opinión.




Se llama Eugenia Gardella y está por terminar un profesorado. Trabaja de moza en una confitería del centro de la ciudad de Chacabuco, y es allí donde suele ser acosada.
"Durante casi dos años me dijo cosas sobre mi cuerpo o mi ropa, o mi trasero -comentó la vecina a Chacabuquero-. Cada vez que le bajo el café. Opté por no atenderlo más".
"Luego el señor fue a pedir disculpas, pero me tomó de un brazo y me gritó, y dijo que con la moda del acoso y el feminismo no se le puede decir nada a nadie -agregó-. Que no hizo más que preocuparse por mi, siempre y a cambio recibe mi desprecio. Que olvide lo que me dijo; haber comparado la despampanante cola de Laly Esposito con la mía, y que lo siga atendiendo. Remarcando su nombre y apellido".
"Cuando pedí que escucharan mi opinión, sobre cuántas veces habló de Mi trasero, de mi ropa, etc -explicó-. Me volvió a tomar de un brazo, gritando y apuntando con su otra mano. Me trató de maleducada y atrevida, dijo que no iba a escucharme, y ante mi pedido de respeto, fui a buscar ayuda a la garita de la plaza San Martín".


Esto publicó Eugenia Gardella en Facebook:
Soy Eugenia Gardella, trabajo de moza hace años, hago este trabajo para mantener mi carrera, mi casa, mi vida, también trabajo los fines de semana en eventos de cumpleaños, casamiemtos, etc. Estoy a punto de recibirme como docente de educación primaria.
Sufro acoso callejero, pero el peor acoso lo padezco en mi lugar de trabajo de todos los días.
Por defender mis derechos, tengo que tolerar la falta de respeto, calumnias e injurias de algunos de mis superiores. No quiero dinero, ¿Se entiende?
Quiero respeto.
No necesito gritar quién soy. No necesito llorar para que me crean. No lo van a hacer de todas formas.
No quiero líos. Quiero respeto, lo exijo.
No es "la moda del acoso", no es "feminismo". Son mis derechos.
Soy consciente de las consecuencias, sé que puedo perder, incluso mi trabajo. Pero no voy a permitirlo más. Nunca más.
Micuerponoquieretuopinión
NuncaLaQuiso
QuieroRespeto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparta su opinión con el resto de la comunidad

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.