Opine sobre todas las noticias en la comunidad de facebook de Chacabuquero: Me Gusta Chacabuquero

Le deben pagar 290 millones de dólares porque dicen que el Roundup le dio cáncer

Para tener en cuenta en Chacabuco y la zona, donde hay muchos aplicadores de agroquímicos.


La Justicia de Estados Unidos dictaminó que la Monsanto le debe pagar 290 millones de dólares a una persona que trabajó con su producto RoundUp durante años y fue diagnosticado con cáncer.




El caso abre una nueva instancia en la polémica sobre el efecto que causa en el cuerpo humano el glifosato, uno de los agroquímicos más usado en el mundo. En Chacabuco, con la siembra directa, su uso es habitual en el campo, pero el efecto que tiene sobre las malezas ha llevado a que se aplique en la jardinería urbana.
Dewayne "Lee" Johnson (no confundir con Dwayne "The Rock" Johnson, el actor), tiene 46 años. Durante años trabajó como gerente de control de plagas de una escuela de la Bahía de San Francisco.
Johnson fue diagnosticado de linfoma, en el 2016, y tras conocer un informe de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud sobre el efecto 0robable del glifosato, decidió iniciar la demanda contra la multinacional.
La Justicia calculó que durante 4 años, el jardinero aplicó 567 litros de del pesticida, lo que le pudo generar el cáncer. En dos oportunidades, según Johnson, porque se rompió la manguera del rociador, resultó empapado con el glifosato. Llamó a la línea de atención al cliente de Monsanto pero nunca fue advertido sobre el efecto que podía tener la sustancia en su cuerpo.
"Nunca hubiera rociado el producto alrededor de la escuela o de personas si hubiera sabido que les causaría daño", expresó Johnson.
El juicio duró dos días. Se inició el 8 de agosto y finalizó ayer. El jurado encontró culpable a la empresa, pero esta última ya anunció que apelará el fallo.
Este tipo de resoluciones podrían marcar un antes y un después en lo que tiene que ver con la manipulación del glifosato en todo el mundo. En Chacabuco, hay quienes repudian su uso y lo responsabilizan de varios problemas de salud que afectan a habitantes de todo el partido, que basa buena parte de su economía en la agroindustria.
Desde junio, Monsanto es propiedad de Bayer, otra empresa que tiene intereses en la ciudad, puesto que cuenta con un campo de experimentación tecnológica donde hace pruebas con sus productos.