Entrada destacada

Esto le pasó a una vecina que perdió el celular

Una historia de Chacabuco.

Opine sobre todas las noticias en la comunidad de facebook de Chacabuquero: Me Gusta Chacabuquero

El nuevo jefe de Policía apuesta por la prevención y el diálogo con los vecinos

Brindó una entrevista.
El nuevo jefe de la Policía Comunal, comisario Enrique Arce, considera que se debe trabajar en equipo y en la calle para luchar contra el delito.
Arce asumió el viernes a la mañana y fue recibido por el intendente, Víctor Aiola; el secretario de Seguridad, Darío Ciminelli, y el responsable de la comisaría, Pablo Abeleyra.
Se trata de un policía que en febrero cumplirá 27 años de servicio. Es oriundo de Los Toldos, partido de General Viamonte y los primeros trece años de su carrera los pasó en el Gran Buenos Aires. Luego se desempeñó en el ámbito de la Jefatura Departamental de Junín.


El último desempeño de Arce en la zona fue en el Comando de Patrullas de Junín; ahora llegó a Chacabuco en medio de una ola de arrebatos.

–¿Desde qué perspectiva asume la conducción de la Policía Comunal?
–Es una función difícil. Hay que ponerle mucho esmero, horas de trabajo y dedicación. Lo importante es trabajar en equipo; ya estuve hablando con el jefe de la Comisaría. Se están haciendo las cosas bien, pero siempre hay algunas para mejorar. Me gusta mucho trabajar en la calle, vengo de Junín, donde estuve durante mucho tiempo en el Comando de Patrullas. En la calle se presentan distintas problemáticas que uno está predispuesto a resolver. Estar en la calle también sirve para el control del personal que se tiene a cargo. Hay que controlar que se cubran las cuadrículas, los móviles, los rondines y las plazas. Como dije antes, trabajar en equipo es importante, por lo que me voy a reunir con el Poder Judicial y con las otras fuerzas policiales, como el Grupo de Apoyo Departamental y la DDI, y la Subsecretaría de Tránsito. Se van a seguir haciendo los operativos durante el día y la noche, y si son necesarios más operativos, los vamos a hacer. Hay que estar siempre en la calle para que los efectivos vean que uno anda y sientan el apoyo del jefe. Si hay algo para corregir, si se presenta algún inconveniente, hay que estar ahí para solucionar la problemática. También me gusta tener diálogo con el vecino, con la gente, que nadie dude si tiene que consultarme cualquier problema que pueda surgir. Soy una persona de diálogo y estoy abierto a cualquier consulta, puede ser en la calle o pueden venir a la sede de la Policía Comunal. Que la gente sepa que en esta Jefatura y la Comisaría será bien atendida y vamos a tratar de evacuar cualquier consulta que quiera realizar. Vamos a estar dispuestos, siempre, a solucionarle el problema.

–¿Cómo cree que se tiene que cuidar la ciudad?
–A eso lo voy a ir evaluando. Tengo conocimiento de que los 80 efectivos de la Policía Local ya se incorporaron a la Comisaría. Tenemos diez bicipolicías que recorren distintos barrios y lugares y a vez están cubiertas las plazas con garitas. Hay parejas caminando por distintos barrios, algo que la gente requiere y se están cubriendo las cinco cuadrículas. No hay suficientes móviles para que todos los policías puedan usarlos, pero el caminante tiene más diálogo con la gente, se para en las esquinas y le preguntan por distintos tipos de problemas. Tenemos motos: dos a la mañana y cuatro a la tarde. Estamos tratando de que la prevención sea efectiva, que los efectivos estén atentos en lo que respecta a las recorridas, a la prevención, por eso vamos a controlar. Pero la mayoría de las cosas ya se está realizando. Voy a ir evaluando si hay algo para cambiar o corregir, pero se están haciendo las cosas bien. Los fines de semana las cuadrículas se refuerzan con más personal. He tomado conocimiento de que ha habido algunos arrebatos. Hay gente que está trabajando en vehículos particulares, de civil, en diferentes barrios, para tratar de terminar con esta modalidad de ilícitos que se está cometiendo.

–¿Hay alguna forma de prevenir los arrebatos?
–Es algo difícil. Alguien en una moto, en cuestión de segundos, puede arrebatarle una cartera a una señora, o un celular a un joven. Es difícil, pero vamos a tratar de que no suceda. Lo más importante es que al esclarecer algunos hechos, esto se va a cortar. Por eso se está poniendo dedicación, según lo que me dijo el responsable de la Comisaría. Se están reforzando las recorridas con vehículos particulares para aprender a la persona que está cometiendo este tipo de hechos. Trabajaremos hasta esclarecer este tipo de hechos que han surgido. Vengo de Junín, una ciudad mucho más movida, en la que normalmente hay arrebatos, por ejemplo, los fines de semana. Los jóvenes van a los boliches con sus celulares y se los arrebatan. Vamos a poner el mayor esfuerzo y la cantidad de gente en la calle, como se está haciendo, para que estas cosas no sucedan y la gente pueda estar tranquila. Que confíe la gente en la Policía porque vamos a hacer las cosas bien.

–¿Qué va a pasar con las localidades donde los vecinos piden mayor presencia policial?
–Durante la semana iré a las subdependencias a conocer las localidades, hablar con los delegados y ver si hay algún tipo de problemas. Por ahora, hay poco personal, pero las localidades están controladas. La falta de personal es algo normal en todas las localidades, en esta época se pide personal desde otras ciudades para cubrir eventos y hay personal que está de vacaciones, por eso queda menos gente. Evaluaremos si se puede reforzar alguna de las subdependencias. Lo importante es que se están haciendo las cosas bien y trataremos de mejorarlas.
(Nota de Cristian Otegui publicada en el Diario De Hoy)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparta su opinión con el resto de la comunidad