Speranza volvió con críticas a radicales, palos para Daletto y apoyo a Aiola

Desarrollista.

Luis Speranza volvió al Movimiento Integración y Desarrollo con críticas a sus ex compañeros del Pro y a los radicales que quieren hacerle la interna a Mauricio Macri. También manifestó su apoyo al intendente Víctor Aiola.




“Yo hace dos años que abandoné la militancia del Pro no porque quise sino porque el sector liderado por el diputado Marcelo Daletto hizo todo lo posible por expulsarme -dijo Speranza-. Lo sentí así y decidí dejar la actividad política. Pero como siempre se vuelve al primer amor, los desarrollistas tuvieron la delicadeza de invitarme a participar nuevamente en política, siempre dentro de la alianza Cambiemos. He aceptado el desafío y hemos normalizado el MID en Chacabuco junto a otros 58 distritos de la provincia. Hay otros tantos en condiciones de hacerlo en los próximos meses”.
“El comité provincia también está normalizado y cumpliendo con la reglamentación correspondiente en materia electoral -agregó el ex concejal-. Esto significa que vamos a estar dentro de Cambiemos apoyando al gobierno de Mauricio Macri, de María Eugenia Vidal y Víctor Aiola. Mi función va a ser exclusivamente política. No tengo ambición de cargos. Obviamente tenemos adherentes que están a la altura de las circunstancias para ocupar cualquier cargo en el Ejecutivo o en el Deliberativo municipal. Es lo mejor que podemos hacer si queremos ayudar a desterrar el populismo directamente de la Argentina de una vez y para siempre”.
“Veo con preocupación que un sector minoritario del radicalismo, como dijo Lisandro Herrera, esté apoyando a un ministro del kirchnerismo como Martín Lousteau -afirmó Speranza-. Fue quien implementó la resolución 125, que tanto daño le hizo a la producción, al campo y a los argentinos, llevándonos a ser inexistentes en materia de exportación agropecuaria. Recién ahora, gracias al actual gobierno estamos recuperando mercados”.
“Este desafío nos encuentra con muchos cuestionamientos a este gobierno en materia económica, principalmente, pero tenemos en claro quién es quién -sostuvo el vecino-. Es cierto que la grieta existe y no la podemos evitar, pero no existe entre los argentinos y entre la dirigencia política. Del lado del populismo, están quienes nos quieren convertir en Venezuela y los que acompañaron a ese populismo como es el caso del diputado Lousteau, a quien el presidente Mauricio Macri premió injustificadamente con un cargo de embajador en Estados Unidos. Él lo utilizó para acomodar a sus amigos, y hoy los hijos de esos amigos andan como motochorros por las calles de Buenos Aires. Cabe recordar que Lousteau volvió a Argentina exclusivamente para armar una interna contra el presidente. Me parece un error porque el radicalismo tiene hoy prestigiosos dirigentes como Daniel Salvador, quien seguramente va a volver a acompañar a María Eugenia Vidal en la fórmula para la gobernación”.

Hola. Creé un chat en grupo en YouTube para que podamos compartir videos de Chacabuco fácilmente. Únete con este vínculo: https://youtu.be/join/ct-8FRT7WCmocE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparta su opinión con el resto de la comunidad

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.