Entrada destacada

Robo en la zona céntrica

Motochorros.

Opine sobre todas las noticias en la comunidad de facebook de Chacabuquero: Me Gusta Chacabuquero

"La situación económica es desastrosa"

Roberto Feletti habló de la provincia, los municipios, el PJ y las elecciones.


El economista Roberto Feletti criticó las políticas del gobierno de Mauricio Macri y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Además, se refirió a las posibilidades electorales del peronismo.
Feletti estuvo el sábado en Chacabuco, invitado por el Partido Justicialista para brindar una charla.





-¿Cuál es su opinión sobre la situación económica?
-La situación económica es de extrema gravedad. El gobierno tiene por delante la decisión de aplicar una fuerte política de restricción fiscal y monetaria. Ya lo estamos viendo en la tasa de interés que no baja del 47 por ciento y con recortes en la inversión social y pública. Eso, en una economía que viene cayendo como la actual, lo que va a provocar es un deterioro muy grande, recesión, un aumento de desempleo que este año ya pasó de 7 a 9 puntos. Tampoco va a servir para frenar la inflación. Lo que estamos viendo es que el primer semestre del año llegó al 16 por ciento, y proyectada, a fin de año puede dar por encima del 30. Y inflación mayorista es superior. Esto quiere decir que los grandes grupos económicos sigue presionando con los precios. Sobre el pueblo argentino va a caer una pinza de recesión más inflación que es el peor escenario.

-¿Servirá la ayuda del Fondo Monetario Internacional?
-La historia de la Argentina y el Fondo Monetario Internacional es fea. A la gente si se le habla del FMI es sinónimo de baja de salarios, de pérdidas de empleo, de ajuste. La realidad es que el Fondo viene con una receta, pero el que lo fue a buscar es el gobierno por su propia incapacidad, por quedarse sin dólares. El Fondo le ha dado una ayuda para impedir un colapso del sistema cambiario. A costa de eso va a exigir sangre, sudor y lágrimas. Va a ser muy doloroso para los argentinos.

-¿Cómo está la situación del Municipio de La Matanza donde usted es secretario de Hacienda?
-Nosotros fiscalmente estamos bien, producto de una historia ahorro fiscal que viene de Balestrini y Espinosa. Estamos equilibrados. Lo que estamos sintiendo es que la demanda de inversión social alimentaria es cada vez más grande. Eso tiene que ver con el deterioro industrial. La Matanza tiene un polo industrial muy fuerte en San Justo que está muy protegido. Tiene sectores informales que también viven asociados al mismo. El impacto del aumento tarifario, la apertura importadora, y la caída del poder adquisitivo de la gente está provocando una situación muy difícil y complicada. Esto se traduce en mayor demanda de asistencia social. Las cuentas del municipio están bien pero no son elásticas. Hemos pasado asistir a la gente con 12.000 kilos de carne por mes, a casi 30.000 kilos. Esa es una situación muy complicada porque cada vez la demanda es mayor. Hay gente que pierde su trabajo, gente a la que le baja sus ingresos. Hay gente que no llega a fin de mes. Incluso estamos hablando de sectores de ingresos medios y bajos y no sólo de los sectores más vulnerables. La situación es grave.

-¿El gobierno provincial propuso algo?
-Por ahora, nada. Lo único que hace es aumentar el impuesto inmobiliario, por un lado, y convalidar los aumentos de tarifas, por otro.

-¿Cree que el gobierno tiene un plan para revertir la situación ante las elecciones del año próximo?
-El gobierno se ha comprometido con el FMI a cumplir con unas metas fiscales muy dolorosas. Lo ha explicitado y firmado. Está escrito y lo ha refrendado. Me parece que el gobierno se ha quedado sin financiamiento producto de sus propios errores. Ha gastado la bala de plata que heredó del gobierno anterior. Si hay algo que nadie discute del gobierno anterior es que el país estaba desendeudado. El gobierno ha endeudado al país, no resolvió ninguno de sus problemas. Tenemos más inflación que antes, más desocupación, más deuda. La economía no creció. Todo los problemas se habrían solucionado con una inyección de crecimiento. El gobierno hoy está sin herramientas. Su única tabla de salvación es quedar bien con el FMI. Para eso va a tener que desarrollar una política de ajuste.

-¿El acuerdo con el FMI llegó antes de lo previsto para el gobierno?
-Sí, porque chocó contra la realidad mundial. En un mundo que es nacionalista y proteccionista, donde ha cambiado la dirección de los flujos de la liquidez internacional producto de la suba de la tasa de interés en los Estados Unidos, el gobierno se ha lanzado a una apertura comercial y financiera que es insostenible. Colocó a la Argentina en una situación de vulnerabilidad externa insostenible. Además, gastó todas las posibilidades de financiamiento en dos años.

-¿Hay una alternativa a corto plazo?
-El peronismo siempre es alternativa. Estamos ante un cambio muy grande del escenario internacional que pone en cuestión muchas cosas que antes no se discutían. El peronismo siempre ha guiado a la Argentina ante los cambios internacionales. Lo hizo Perón al comienza de la Guerra Fría; lo hizo Ménem al final de la Guerra Fría; y lo hicieron Néstor y Cristina después del atentado a las Torres Gemelas, de un modo u otro, con luces y sombras, con errores y aciertos. Hoy otra vez el peronismo va a tener que conducir a la Argentina en este escenario internacional muy complicado en el que el país va a tener que retomar su capacidad de producción y consumo interno, que es lo que el gobierno ha dejado destruido.

-¿Cree que puede haber una lista de unidad de cara al 2019?
-Me parece que sí, que justamente las divisiones internas han permitido este experimento nefasto para la Argentina. Todos hemos aprendido. Creo que el pueblo mismo le va a demandar al peronismo en el 2019 hacerse cargo de la nueva situación. El pueblo hoy está mirando al peronismo porque ve que esto se quedó sin respuesta, que es un discurso vacío y que objetivamente la está pasando mal como no la pasaba desde hace 20 años. Empieza una discusión muy fuerte. Ahí estará la capacidad de quienes tienen una función dirigente mayor a la mía, de dar una oferta al pueblo argentino. El peronismo siempre ha podido encauzar a la Argentina en la corriente internacional. Es un nuevo desafío pero creo que lo vamos a hacer.

-¿La intendenta Verónica Magario puede ser candidata a gobernadora?
-No nos apuremos. Está haciendo una muy buena gestión como intendenta. Se ha colocado al frente de los reclamos populares, sobre todo en temas como las tarifas y la caída del empleo en La Matanza. Ha dado respuesta en la medida que lo puede hacer el municipio. Es peronista. Desde ese lugar se empieza a discutir en el seno del movimiento todas las alternativas de las que venimos hablando.

-¿O sea que lo deja con puntos suspensivos?
-No corresponde a quien le habla adelantar escenarios. Es una gran dirigente y está manejando con éxito, en un contexto muy adverso, al municipio más grande de la Argentina.

-¿Es quien genera más consenso hoy?
-Hoy nos miramos todos con más consenso que antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparta su opinión con el resto de la comunidad