Entrada destacada

Video: Incendio en una vivienda

Opine sobre todas las noticias en la comunidad de facebook de Chacabuquero: Me Gusta Chacabuquero

Aiola opinó sobre darle empleos públicos a los familiares

"No hay que ser más papista que el Papa", dijo.
El intendente Víctor Aiola dio a entender que no está en contra de dar empleo público a familiares, siempre y cuando se lo merezcan.
"No hay que ser más papista que el Papa", le dijo el jefe comunal de Chacabuco al diario Democracia de Junín.




Este es el texto de la nota:
En primera instancia, aclaró que hay que evaluar cada caso en particular y que “si alguien está en un cargo, tiene la idoneidad y las cualidades específicas para ocuparlo, me parece perfecto que esté.”
Aiola hizo referencia al caso de su esposa, Romina Sclavi, actual directora asociada de la Región Sanitaria III y dijo “claro que no es municipal, pero nosotros somos militantes desde hace años, entonces, si mi hija y mi señora militan, y quieren ser candidatas, ¿cómo hacemos? Me parece que no pasa por ahí, a veces somos más papistas que el Papa y somos ingenuos con algunas cosas”.
Inmediatamente después, Aiola dijo que “lo que veo mal, y estoy de acuerdo con Macri, es lo que pasaba antes, cuando se ponía a familiares de funcionarios en planta permanente o los nombraban antes de entregar la gestión; ahora, funcionarios no, porque incluso es algo transitorio: cuando vos te vas, se van con vos”.
En el gobierno municipal de Chacabuco hay funcionarios con parentesco entre sí y un primo de Víctor Aiola se desempeña como secretario privado del secretario general de gobierno.
Los Echevarría, secretario y subsecretario de Obras Públicas, son hermanos; los Serritella -secretario de Salud y quien era secretario de Desarrollo Social que ahora es concejal- son hermanos.
“Pero no tiene nada que ver, son personas capacitadas, nosotros podemos tomar las decisiones que consideremos correctas, para eso tenemos autonomía. Yo creo que hay que considerar las condiciones que reúne la persona, va en la conciencia de cada intendente”, apuntó Aiola.
“Cuando se generaliza, hay mucha gente que termina pagando injustamente”.
El intendente aseguró con firmeza que “si tuviera que mover a mi primo, lo muevo, no me cambia el esquema, pero me parece que los vecinos de Chacabuco lo que quieren es vivir mejor, quieren que los políticos se manejen bien, quieren asfalto, quieren abrir la canilla y que salga agua, que recolecten la basura, que el dinero del Estado sea cuidado más que el propio, que las cuentas estén claras, creo que no les importa si en el gabinete está mi primo, mi abuelo o mi tío”.
En este sentido, agregó “pero tampoco como hacían antes, que nombraban desde el perro hasta a la abuela en planta permanente, no hilaban dos palabras seguidas y quedaban ahí de por vida”.
Por último, Aiola insistió con la idea de poner atención en la capacidad de la persona y la honestidad. “En mi gabinete hay gente que viene del peronismo, del Frente Renovador, pero a mí me importa la calidad de persona para ocupar el cargo y su compromiso para el cambio en Chacabuco” dijo el jefe comunal y enfatizó “no hay que irse de mambo y tomar medidas abruptas porque, cuando se generaliza, hay mucha gente que termina pagando injustamente”.