Entrada destacada

Niño trasladado al Hospital con lesiones

Atropellado.

Opine sobre todas las noticias en la comunidad de facebook de Chacabuquero: Me Gusta Chacabuquero

"Si alguien rompió un móvil se tiene que hacer cargo pero no a través del patrimonio de San Martín"

Víctor Belfortti dice que la Municipalidad no tiene autoridad para aplicar sanciones a los clubes.



El presidente del club San Martín, Víctor Belfortti, consideró que la Municipalidad no tiene autoridad para aplicar una sanción como hizo al quitarle un subsidio de 33.600 pesos argumentando que era responsable de los daños que sufrieron móviles policiales tras un partido de fútbol.
La Municipalidad emitió un decreto a través del club dejaba sin efecto la ayuda económica acordada a través del programa “Nuestros Clubes”, al tiempo que ordenaba usar los fondos para reparar los rodados que fueron dañados tras el partido que disputaron San Martín y Argentino, hace unas semanas.
Podría haber acciones legales contra la Municipalidad por afectar el patrimonio de la entidad social y deportiva.


“Quiero rechazar este tipo de imputación que se le está haciendo al club, fundamentalmente, porque se nos suspende el cobro del subsidio de Nuestros Clubes durante dos meses -dijo Belfortti-. Me parece que es una locura. La Municipalidad se arroga una potestad jurisdiccional que no tiene. Quiero dejar en claro que el club no avala ningún tipo de violencia, ni pasar por alto el hecho. El hecho de violencia existió y debe ser repudiado. Deben ser sancionadas las personas que fueron identificadas como las que realizaron desmanes y rompieron los móviles policiales. No creo que haya responsabilidad patrimonial del club para con la policía”.

-¿Qué quiere decir con que la Municipalidad no tiene responsabilidad jurisdiccional?
-Las sanciones administrativas existentes. Por ejemplo, en caso de las infracciones de tránsito o por ruidos molestos, la Municipalidad es la que tiene potestad jurisdiccional a través del Juzgado de Faltas. Es el mecanismo para imponer sanciones. Nosotros creemos que en esta oportunidad, no le corresponde ningún tipo de sanción ni al estadio ni al club. Además, no es la Municipalidad la encargada de aplicarla. Por la ley del deporte, está el Juzgado de Paz, o, a través de la denuncia penal que se llevó adelante, luego de la investigación que lleva adelante la Fiscalía, puede que ser la Justicia, pero no la Municipalidad. En todo caso, lo que interpretamos nosotros es que la responsabilidad del club termina afuera de la cancha. Hubo un operativo policial. El club San Martín lo pagó. Pagamos más de 40 policías ese día para que se hicieran cargo de la seguridad del evento, y a la salida ocurrieron estos desmanes. Creemos que es la responsabilidad de la Municipalidad y, fundamentalmente, de las fuerzas de seguridad. No vemos bajo ningún punto de vista técnico, jurídico, legal ni de sentido común que el club San Martín sea responsable económico de los daños.


-¿Usted no tuvo ningún tipo de comunicación con la Municipalidad?
-Sobre el tema de los móviles policiales, no tuvimos ningún contacto. A mí se me llamó a declarar a la Comisaría local. Me preguntaron si 10 o 12 personas que habían sido identificadas. eran parte de la comisión directiva. Hay dos personas de las identificadas que formaban parte de la comisión directiva, pero cada uno tiene una responsabilidad individual más allá de la institucional. Por ejemplo, si un directivo de un club rompe un vehículo, se tiene que hacer cargo personalmente y no a través del patrimonio del club. Cualquier persona con dos dedos de frente sabe eso.

-¿Nadie le dijo que el club iba a tener que pagar la reparación de los móviles?
-Nadie nos dijo que el club iba a tener que pagar los móviles. Yo escuché que se decía eso en la conferencia de prensa y pensé que el secretario de Seguridad estaba delirando. Después no pasó absolutamente nada. El club no contestó nada con respecto a eso. Pensamos que no iba a venir una sanción de este tipo. Ahora nos encontramos con un decreto municipal en el que al club San Martín se le impone una sanción que consiste en que le retiran dos meses de subsidio, lo que ronda los 30.000 pesos. La verdad es que es un perjuicio para el club. Me parece una aberración lo que están haciendo.

-¿Piensa que hay algo detrás de todo esto?
-Lo que se reafirma con esto es que hay una clara persecución política a quienes son opositores al gobierno de turno. Es una lástima que se manejen con este grado de soberbia. Me recuerda lo que pasó en el Círculo Católico de Obreros. Todos conocemos la entidad, y sabemos la gente que concurre allí y que juegan al truco. Hubo un allanamiento, más de 20 policías, cámaras, para secuestrar 5 mazos de cartas, un tarro de porotos y creo que 750 pesos. Parece gracioso pero llama la atención porque la persecusión es descarada.

-¿Qué va a hacer el club ante esta situación que implica que no va a recibir estos fondos?
-Tengo que consultarlo con toda la comisión directiva, pero, en principio, tendríamos que esperar algún tipo de notificación de parte del Municipio. Recién ahora veo el decreto a través de un sitio web. Al club no le llegó ningún tipo de notificación hasta ahora. A partir de ahí, tomar cartas en el asunto. Yo diría que hay que intimar a la Municipalidad por lo desacertado que es el decreto, firmado por el intendente, porque se equivoca en todos sus puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparta su opinión con el resto de la comunidad