Repudian agresión de funcionario a precandidata del GEN

Se recalienta la campaña política en la ciudad de Chacabuco.


El bloque de concejales PJ-FPV presentó un proyecto para repudiar agresiones que dijo haber sufrido una precandidata a concejal del GEN en 1País de parte de un funcionario del gobierno municipal de Víctor Aiola. Esto surge, según el proyecto, de declaraciones radiales de la propia damnificada, Romina Gardinali,que por otro lado es empleada municipal.
A quien se acusó es al director de Relaciones Institucionales, Ezequiel Courade, y también integrante de la Juventud Radical.
Sostuvieron los ediles peronistas que "es inadmisible todo tipo de agresiones, tanto físicas como verbales, dirigidas hacia cualquier persona, y más aún cuando dichas agresiones provienen de un funcionario público", y agregaron que "en el marco de un gobierno democrático, resulta imperativo el respeto hacia la diversidad de ideas", y que "esta situación se ve agravada en el marco de una sociedad que a diario sufre por violencia de género".
"Como representantes de los vecinos de Chacabuco, debemos repudiar y rechazar todo tipo de violencia y de actitud que vaya en detrimento de los derechos de cualquier persona", finalizaron. Lo que llama la atención es que ni Maximiliano Felice, secretario de Control de Gestión, y jefe directo de Gardinali en el Municipio, ni el edil Alberto Limia, titular del bloque de concejales del GEN, hayan salido a repudiar públicamente la situación.