Entrada destacada

Investigan abuso sexual

La víctima estuvo internada.

Falleció el humorista que popularizó el "oso"

Los que tengan más de 30 años recordarán que alguna vez alguien amagó con darles la mano y luego se las sacó al grito de "ossooo". A esta broma la popularizó Leo Rosenwasser, un humorista que se hizo conocido a través de las primeras épocas de los programas de Marcelo Tinelli. Falleció en horas de la madrugada.




El actor tenía 61 años y murió de un infarto tras cenar junto a su novia, Valeria Dollagaray, en el apart hotel Migueletes Plaza Belgrano, del barrio porteño de Belgrano, donde actualmente vivía, según le confirmó el humorista Oscar Paz, amigo del actor, a Ciudad.com.


"Habían comido sushi con su novia (en el restaurante del apart hotel), luego tomaron un helado, y cuando Valeria fue al baño, escuchó el ruido de Leo cayéndose al piso. Una médica que estaba en el hotel trató de reanimarlo pero fue imposible. Su novia me llamó desesperada para contarme la noticia", relató Paz, según citó el sitio de noticias ciudad.com.

El humorista, que en los últimos años se desempeñó como conductor en programas de radio y TV por cable, había protagonizado días atrás un escándalo mediático con su exesposa, Raquel Bermúdez, quien llegó a denunciar en los medios hechos de violencia, de los que luego se desdijo al firmar un acuerdo por el que ambos se comprometían a iniciar un tratamiento psicológico. "Las partes reconocen la existencia pasada de situaciones que podrían enmarcarse en conflictos de violencia familiar, donde la violencia verbal se encontraba naturalizada, con inexistencia de violencia de género", quedó establecido en el documento que rubricaron las dos partes.

El conflicto tenía que ver con la cuota alimentaria y las visitas de Rosenwasser a sus tres hijos, Baltazar y Camila, de 15 años; y Martina, de 10. En las últimas horas, Bermúdez había vuelto a recurrir a Jorge Rial para hacer público su reclamo, al denunciar que su exmarido nuevamente incumplía con el pago acordado.

Leo Oso, Pepe, rompé y El Panadero, fueron algunas de las cámaras ocultas por las que Leo Rosenwasser se hizo famoso. Recuerdos bien distintos a los que quedarán de sus últimas apariciones televisivas.