Nota pedida: "Para el pueblo lo que es del pueblo, la memoria colectiva no tiene dueño"

Hasta la casilla del correo electrónico de Chacabuco llegó una nota de opinión que reflexiona sobre las marchas y contramarchas del gobierno nacional en lo que respecta a la movilidad del feriado del 24 de marzo, que conmemora el aniversario del último golpe de Estado.



(Nota pedida) En brevísimo comunicado el gobierno nacional, con el presidente Macri, descansando en Chapadmalal (¿?), anuncia que la misma mano que firmó el DNU convirtiendo en  trasladables los feriados de los días del 23 de marzo, 2 de abril y 20 de junio, volverá a firmar otro decreto “rectificador” volviendo a su inamovilidad.

El argumento, con el mismo estilo que desde el comienzo de su gestión ha exhibido el gobierno conservador de Cambiemos, cuando el clamor popular rechaza aquellas medidas que hieren sus más profundos sentimientos o lesionan sus legítimos intereses, alude a una decisión “tomada por el Presidente Macri”… “convencido que era la mejor decisión para evitar división y seguir trabajando por la unidad de los argentinos”.

La verdad en cambio es otra, no es la graciosa concesión del patrón de estancia a su peonada, ni la meditada reflexión de un “líder político” preocupado por la “unidad de los argentinos”. Fue la ola de indignación y repudio que levantó en la mayoría de la población este nuevo intento de seguir avanzando sobre la memoria colectiva. Sobre aquello que tan caro nos costó a los argentinos y que desde antes de llegar al gobierno, el Presidente Macri funcionaba como un elemento provocador en cuanta oportunidad mediática tenía. No olvidemos lo del …”se va a terminar lo del curro de los derechos humanos”… o más genéricamente, el latiguillo de … ”para qué mirar hacia atrás, hay que mirar hacia adelante”…

La historia de la oligarquía argentina es tan siniestra, que cada vez que pudieron hacerse del gobierno, intentaron instalar en la población el mito de “no mirar para atrás”.

Nosotros, desde nuestro humilde Ateneo, venimos insistiendo en que la historia es pasado, presente y futuro. Ningún pueblo puede saber hacia donde ir sin conocer desde donde viene. No podrá construir un futuro de grandeza y felicidad para sus hijos, sin reconocerse en su pasado.

Hay muchos caídos en nuestra reciente historia. En el país en general y en Chacabuco en particular. Nuestros desaparecidos políticos, gremiales, estudiantiles y los bravos soldados de Malvinas nos interpelan. ¡No perdonar ni olvidar!

No hemos escuchado pronunciamiento del Intendente Aiola. A lo ancho y largo del país, otros intendentes y algunos gobernadores habían proclamado su rechazo a la medida y adelantado el asueto local. Creemos que por historia política y personal tendría que hacerlo. Sería saludable para lo que tanto se escucha promover desde el municipio que es la “transparencia”. En especial, en estos tiempos de la “pos-verdad” sería gratificante que aquellos que vienen de la tradición democrática de Raúl Alfonsín, se definan sin medias tintas.

Chacabuco, 29 de enero de 2016

ATENEO ARTURO JAURETCHE-MANUEL UGARTE