Informe indica que el 5 por ciento de Chacabuco está afectado por la inundación

Es un trabajo de CARBAP sobre los partidos que forman parte de la cuenca del Río Salado.




El 5 por ciento de la superficie del partido de Chacabuco está afectado por la inundación de la cuenca del río Salado. Esto es lo que indica un informe publicado por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

Se trata de un estudio motivado para diagnosticar el estado en la que se encuentra la región de cara a la siembra gruesa. La entidad considera que la situación "es desesperante, prácticamente en toda la cuenca del río Salado". Se da como principal causa a las precipitaciones que se han registrado a lo largo del año 2017.
Se habla de un total de 5,5 millones de hectáreas afectadas, de las cuales 3,7 pertenecen a la provincia de Buenos Aires.
La inundación afecta tanto a la producción como a la infraestructura de la región, sobre todo a los caminos rurales, que sirven para que los habitantes puedan circular.
Hay que tener en cuanta que el 25 por ciento de la producción agrícola nacional se encuentra en la zona afectada, y el 60 por ciento del rodeo vacuno de la provincia.



En lo que respecta al partido de Chacabuco, en comparación con otros distritos, se encuentra poco afectado. Se da cuenta de 10.331 hectáreas afectadas sobre un total de 228.072, lo que representa el 5 por ciento. En el caso de Junín, está afectado el 18 por ciento de la superficie; Bolivar, el 40; y Ayacucho, el 46, por ejemplo.
No obstante, desde la cartera de Hidráulica de la provincia ya advirtieron que la saturación del perfil del suelo puede derivar en encharcamientos, ante lluvias intensas, sobre todo en la zona norte del partido de Chacabuco.