Entrada destacada

El peor final para un siniestro vial

Falleció la joven accidentada.

domingo, 16 de julio de 2017

Problemas para los vigiladores de Ingredion

Hay incertidumbre sobre su futuro laboral.


Es complicada la situación de los empleados de las firmas que prestan el servicio de seguridad en la planta de Ingredion. Son alrededor de 20 personas que no tienen certezas sobre su futuro laboral.
Ariel Oviedo, representante regional de la Unión de Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA), dio a conocer detalles de la situación.

Se está negociando ante el Ministerio de Trabajo de la provincia la reincorporación de un despedido que oficiaba de delegado del sindicato ante la empresa OSE. Además, se ha sumado otra firma llamada Grupo San Miguel, que no permitiría a sus empleados afiliarse a la organización sindical.
“Tenemos gente despedida -dijo Oviedo-. Tenemos un trabajador que, lamentablemente, tuvo que arreglar, y otro, llamado Dino Márquez, que es el que tiene el aval sindical porque es delegado de planta, despedido sin causa. De parte de Ingredion, recién el día martes tuvieron un acercamiento al Ministerio de Trabajo, donde los habíamos citado para hablar un montón de veces. La audiencia no fue favorable para el trabajador. Seguiremos pidiendo la reincorporación del mismo. Si no, tomaremos medidas de fuerza”.
Oviedo enmarcó la situación en lo que viene ocurriendo desde hace unos meses en la ciudad: “Seguimos con más despidos en la ciudad de Chacabuco, con familias que quedan en la calle. De parte de Ingredion no tenemos ninguna notificación o comunicado que indique en los afiliados se vayan a quedar a trabajar. Estamos hablando con la empresa OSE, como con el Grupo San Miguel. Nosotros queremos la reincorporación inmediata del trabajador y que le lleven tranquilidad a la gente sobre si van a quedar esas empresas o va a haber una licitación. Es para conservar las fuentes laborales”.
La próxima semana podría haber una nueva audiencia ante el Ministerio. Mientras tanto, Oviedo se quejó de que no se le permita ingresar a la planta, a pesar de que es el representante del sindicato de vigiladores.