Pidieron un lomo de burro y les recomendaron un cartel

Una curiosa respuesta le dio la Municipalidad a unos vecinos que pedían reductores de velocidad y vigilancia del tránsito vehicular para un cruce de calles. El Área de Seguridad recomendó colocar un cartel de "Pare".

Quienes habían realizado el pedido son vecinos del barrio 9 de Julio. Específicamente se referían a lo que ocurre en la intersección de las calles Gutiérrez y 12 de Febrero. En noviembre del año pasado, los vecinos enviaron una carta al Concejo Deliberante con su pedido. Alertaban sobre el tránsito a alta velocidad de los rodados por el sector, tanto de día como de noche, y la peligrosidad que creían que esto representaba para sus familias.
Por ello reclamaron que se colocaran reductores de velocidad y vigilancia "como las circunstancias aconsejen".
Al parecer, la solicitud llegó hasta la Secretaría de Obras Públicas, y desde allí se pidió el asesoramiento del titular de la Secretaría de Seguridad.
El propio responsable de la última cartera mencionada, Darío Ciminelli, redactó un informe en el que dejaba en claro qué es lo que se podía hacer, tras realizar un relevamiento en el lugar.
El funcionario habló de que "hoy en día es mundialmente reconocida por los expertos la inconveniencia de colocar reductores de velocidad del tipo lomo de burro o badenes y que todo elemento que se coloco sobre la vía de tránsito debe contribuir a prevenir accidentes y minimizar los errores que pueda cometer el conductor, no llevándolo a la pérdida de control del vehículo o deterioro del mismo, lo que podría provocar accidentes tanto o más graves que los que se pretenden evitar".
"Siguiendo con la lógica de todos los pedidos que a diario ingresan a esta Secretaría, deberíamos inundar nuestra ciudad de reductores de velocidad, mientras que la experiencia indica que existen otros elementos más aconsejables tales como tachas, señales  refractarias y semáforos, así como la promoción de políticas educativas y preventivas en materia de seguridad vial", continúa la nota.
"No obstante ello, esta Secretaría realiza relevamientos en las intersecciones que los vecinos consideran como conflictivas o riesgosas para la colocación de lomos de burro (o la variantede reductor que se solicite), y en el caso puntual      de análisis (Gutiérrez y 12 de Febrero) no se ha registrado accidentes en el período de estudio", sigue la respuesta.
"A pesar de este dato, no deja de ser una preocupación para esta cartera las velocidades en la conducción que los vecinos denuncian, y considero que podría apelarse a la colocación de señales de 'Pare', o de respeto a los límites de velocidad", finaliza el informe.
La respuesta será tratada este miércoles en la sesión del Concejo Deliberante.
---
---
Nota de Cristian Otegui publicada en el bisemanario Chacabuco el 13 de mayo de 2017