Entrada destacada

Aiola visitó ALPI

Recorrida por la sede.

Ingredion: Las pérdidas y los despidos en Argentina figuran en el balance trimestral

El pasado 3 de mayo, mientras en Chacabuco algunos de sus ex empleados continuaban recibiendo telegramas de despido, Ingredion Inc. presentó los resultados del primer trimestre de su año fiscal. En Sudamérica se redujeron los ingresos con respecto al mismo período del año pasado. La firma multinacional responsabilizó de esta situación a lo ocurrido en Argentina.

De hecho, ante analistas de Credit Suisse Securities, Citigroup, y Goldman Sachs, entre otros, los referentes de Ingredion dijeron que “el descenso se debió en gran parte a las difíciles condiciones macroeconómicas de Argentina y a los mayores costos operativos”.
Es más, para este año se esperan que las ventas netas se reduzcan por la baja del precio de la materia prima y lo mismo que los ingresos operativos. Se prometió continuar enfocando la gestión al manejo de los costos y a la “optimización de las oportunidades”.
En la presentación se habló de despidos en Argentina pero no de cierre de plantas.
Según lo informado por la firma, en el resto del mundo Ingredion está teniendo resultados positivos y sumando a otras empresas.
Ilene Gordon, CEO de Ingredion, informó que “en América del Sur, los ingresos de explotación fueron de 14 millones de dólares, 4 millones menos que el año pasado. Las condiciones macroeconómicas siguen siendo difíciles en el Cono Sur, especialmente en Argentina. Las acciones de fijación de precios, la buena disciplina de costos y los proyectos de mejora continua compensaron parcialmente los mayores costos de operación y otros costos de los insumos. Implementamos acciones de reestructuración organizacional en Argentina para continuar con el tamaño correcto del negocio. La economía del Cono Sur sigue siendo un desafío, ya que las medidas económicas redujeron el ingreso disponible de los consumidores y continúan afectando nuestros márgenes. Continuamos centrándonos en todas las actividades ejecutables del negocio, incluyendo la contención de costos en un ambiente inflacionario de altos salarios”.
James Gray, vice presidente de Ingredion, dijo a los analistas que “Los ingresos operativos reportados y ajustados fueron de 195 millones de dólares y 212 millones de dólares, respectivamente. Los ingresos operacionales reportados fueron inferiores a los ingresos operacionales ajustados en 17 millones de dólares. Y nuestras ganancias informadas y ajustadas por acción fueron de 1.68  dólares y 1.88 dólares, respectivamente. Estas diferencias están en gran medida relacionadas con los cargos de reestructuración, sin impuestos, de 11 millones de dólares en Argentina por los despidos de empleados ya que tomamos medidas para mejorar la eficiencia y reducir nuestros costos operativos”.
En otro tramo, Gray agregó que “se espera que las ventas netas de América del Sur bajen con respecto al año anterior dado el paso de menores costos de materias primas para el balance del año. Anticipamos una actividad económica lenta y continua en Brasil y el Cono Sur. En Argentina, tenemos varias iniciativas en marcha, incluyendo una reducción significativa de la plantilla para ser más competitiva en costos”.
En este punto, Gray hace referencia al conflicto que mantiene la empresa con el Sindicato de Obreros y Empleados de Refinerías de Maíz: “estamos en medio de las negociaciones con el sindicato y el Ministerio de Trabajo. A lo largo de la región, seguimos gestionando activamente nuestros costos para impulsar la eficiencia y compensar las presiones inflacionarias. Y seguimos buscando oportunidades de optimización. En general, esperamos que los ingresos operativos en Sudamérica sean bajos en relación a 2016”.
En respuesta a una pregunta de los analistas sobre los detalles de lo que la empresa está instrumentando en Argentina, Ilene Gordon dijo: “en Argentina nuestros costos laborales son más altos de lo que creemos que es correcto para competir en ese mercado. Y así, hemos hecho un plan orientado a la acción para trabajar en estrecha colaboración con la administración local y los sindicatos e incluso el gobierno para readecuarlos, porque creemos que la demanda de productos a largo plazo será muy positiva mientras el gobierno de (Mauricio) Macri trabaja en algunas dinámicas para la industria”.
“Mientras tanto, necesitamos ajustar nuestros costos -agregó-. Por lo tanto, como se puede ver en este trimestre, llegamos al punto de advertir dónde teníamos exceso de trabajo y avanzamos en un cambio ordenado. En eso estamos. Pero para ser un competidor eficaz a largo plazo, necesitamos redimensionar adecuadamente esa fuerza de trabajo. Y, esas son algunas de las dinámicas. Este es un buen momento para hacerlo, tomar la acción. Pero a largo plazo creemos que habrá demanda”.