La canasta de las Pascuas aumentó un 40 por ciento

Los productos que forman parte de la canasta para estas Pascuas evidencian un aumento del 40 por ciento con respecto al año anterior.



El incremento se observa en las góndolas de los supermercados. El precio del kilo de huevo de Pascua puede superar los 1.600 pesos.
Según un informe privado presentado por el diario El Cronista, el aumento promedio en los precios del pescado ronda el 16% ; en las tradicionales "empanadas de vigilia" la suba es del 20%; para los huevos de chocolate, el salto es del 40% en promedio, y las roscas de pascua subieron un 33% respecto del año pasado.
El relevamiento, realizado por la consultora Focus Market para la Confederación de la Mediana Empresa (CAME) en 500 puntos de venta de todo el país, comparó los precios de productos típicos de la canasta de Pascuas. Y detectó, por ejemplo, que el valor de la merluza pasó de $ 95 por kilo el año pasado a $ 110 este año (+16 %); y algo similar ocurre con las empanadas de pescado, que pasaron de costar $ 180 la docena, a $ 220 (22%). En tanto, el atún en lata (primera marca) pasó de $ 40 a $ 46 (+14,2%), y acumula una suba del 571% desde 2007, cuando cada lata costaba $ 7.30.
Las roscas de pascua también se incrementaron a $ 120 las de 500 gr, un 33% de aumento respecto al año pasado. En cuanto a los huevos de chocolate, pasaron en un año de $ 12 a $ 16 para los más pequeños (20 gr.); y de $ 17 a $ 21 para los que vienen con sorpresa (24% de aumento). Ahora bien, para lucirse con hijos, nietos o sobrinos habrá que gastar un ídem: $ 120 para los huevos de 120 gramos y $ 225 en promedio para los de 150 gramos.
"El salto de precios en los días previos a Semana Santa es una constante, porque se trata de consumos altamente estacionales y esto se rige por la oferta y la demanda", analiza Damián Di Pace, director de Focus Market. "La medición que hicimos fue entre marzo 2016 y marzo 2017, con lo que aun se pueden ajustarse en los próximos días. Sin embargo, no vemos mucho margen para la suba en un contexto de retracción del consumo como estamos viviendo, con caídas del 4% en febrero y 2,2% en marzo", destaca.
Cabe destacar que el relevamiento se hace en forma automatizada a través del sistema Scan Tech (utilizando scanners en la caja de los supermercados), y "si bien no incluye a canales tradicionales para estos productos como pescaderías, panaderías y kioscos, los comportamientos de precios y consumo pueden traspolarse", aclara el consultor.
Di Pace señala que en el caso del pescado, su consumo creció desde los 4 kg por año por habitante a comienzos de los 2000, hasta alcanzar 9 kg en 2015 y cayó a 7 kg por año en 2016, en coincidencia con la reducción del consumo de carne que se dio el año pasado, y su reemplazo por alimentos más económicos como panificados y legumbres. "La tendencia hacia hábitos saludables tuvo mucho que ver con el incremento del consumo anterior y la caída del año pasado se debió a una restricción del gasto hogareño por la caída de los ingresos", señala Di Pace.
En cuanto a los huevos de chocolate, "la tendencia es a comprar uno de mejor calidad entre varios en la familia, para compartir los costos", comenta. En este caso, como en el de las latas, la recomendación es "no dejar la compra para la semana de Pascuas, porque entre martes y jueves se intensifican las compras y es cuando más sube el precio, aunque luego del domingo baja, sobre todo si queda mucho stock sin vender".
Este año, a diferencia de otras oportunidades, no se diseñó desde el gobierno ni desde entidades supermercadistas una "canasta de precios cuidados". Habrá entonces que tener cuidado con los precios.