Di Piero y Navone hablaron de la situación de la guardería canina y el futuro refugio

La caída del plan Argentina Trabaja, fue determinante.

El secretario de la Producción, Ariel Di Piero, y la directora de Bromatología, Rosana Navone, respondieron a las críticas que recibieron de parte de la Asociación Protectora de Animales por el estado de la actual Guardería Canina y el futuro refugio.
La falta de avance en este nuevo lugar para perros está relacionada con la caída del plan Argentina Trabaja.




"Nosotros sabemos que la actual Guardería Canina tiene deficiencias desde hace muchos años, de los cuales se ha venido hablando y criticando -reconoció Di Piero-. En los últimos tiempos no quisimos invertir en esa guardería porque estamos con el avance del nuevo refugio".
"En lo que respecta al nuevo refugio, la verdad es que no había fondos para hacer ese tipo de obra -explicó el secretario de la Producción-. Nosotros adaptamos el programa Argentina Trabaja, que tenía que cumplir con un fin social. En función de eso, avanzamos con una serie de talleres, con el refugio canino. Se fabricaban alambrados, postes, etc. Lo que hacían era elaborar los materiales para poder hacer el refugio".
"Lo que pasó entonces, es que en principio se demoró la llegada de los fondos -agregó Di Piero-. El 50 por ciento de los fondos era para los talleres, no para hacer  la guardería. Se pusieron en marcha los talleres y luego se empezó la construcción".
"A principios de este año hubo un cambio en los programas -continuó el funcionario-. El plan Argentina Trabaja ahora se llama Hacemos Futuro. Se le dio un vuelco no tanto productivo sino educativo, al programa. A raíz de eso se cortó el último desembolso de fondos, no sólo para Chacabuco, sino para la mayoría de los distritos que no habían alcanzado a ejecutar sus proyectos. Fue la mayoría porque se había demorado mucho la llegada de los fondos, en un principio".
"Tuvimos que esperar a que se normalizara el programa -afirmó Di Piero-. Hace unos días tuvimos la decisión del intendente de que los fondos iban a ser municipales, para terminar con el proyecto. No falta mucho por lo menos para finalizar la primera etapa que permitirá trasladar todos los animales que tenemos en la guardería vieja y hacer alguna ampliación. Tenemos por delante alrededor de 60 días de trabajo".
Sobre las obras que falta terminar en el nuevo refugio, Di Piero explicó: "están faltando una serie de caniles. Ya se terminaron 10 y en total son 14. También faltan algunos refugios Pero ya se terminó la obra de infraestructura más grande, como la sala de operaciones, los baños, la cocina. Es la infraestructura que se le reclamaba a la guardería vieja. Vamos a tener una guardería que va a estar en mucho mejores condiciones que la actual y más accesible porque está cerca de la ruta".
"Vamos a comprar el resto de los materiales que falta para terminar de ejecutar la obra", finalizó Di Piero.
Por su parte, Rosana Navone se refirió a la situación de los animales en la actual guardería canina. La APACHA había criticado la muerte de canes por la falta de lugares de adaptación para los animales.
"Durante mucho tiempo no hubo reclamos sobre estos temas -señaló la responsable de Bromatología-. Lamentablemente, nosotros como Estado tenemos que responder a los requerimientos de los proteccionistas y de los perros, sino también a los reclamos del resto de la sociedad sobre la cantidad de perros, algunos agresivos, que hay distintos sectores como el centro, la Municipalidad y los bancos. En varias oportunidades llevamos gran cantidad de animales".
"Lo de la falta de adaptación es un criterio de los proteccionistas -agregó la funcionaria-. No coincidimos en muchas cosas. Por ahí pasa por personalizar al animal y creer que tiene otro tipo de necesidad. Pero nosotros, a todo lo que está a nuestro alcance en la guardería actual, lo hacemos. Con eso nos quedamos tranquilos porque estamos trabajando siempre para tratar de mejorar lo que está y ver lo que viene. Sobre todo, apostamos al nuevo refugio que es lo que nos va a solucionar todo este tipo de problemas".
"Lamentablemente, hay circunstancias determinadas en las que hay perros mordedores que si o si hay que retirarlos de la calle para evitar que ocurra cualquier tipo de accidente", reconoció Navone.
"La idea es que las nuevas instalaciones sean un refugio y se retire el nombre de guardería -continuó la funcionaria-. Que sea como un centro de adopción, para que se lo vea de otra manera. No como un depósito de perros sino como un lugar de transición".
"Lo que ocurre muchas veces es que los perros son adoptados pero luego vuelven a estar en la calle -sostuvo-. No se está adoptando responsablemente. Esa es otra de las cosas que tenemos que ajustar y tratar de mejorar para el refugio nuevo".
En lo que respecta a los perros del centro, Navone dijo: "es un tema que tiene muchas aristas y es de difícil solución. Que haya una persona que va todos los días a la plaza San Martín, algo documentado con fotos, rodeada de 20 perros a los que les da de comer, puede llevar a que haya cada vez más perros en ese lugar, y se vuelvan más y más agresivos. La gente nos reclama que hagamos algo con esos perros, que los protejamos porque ya no se puede cruzar la calle o la plaza".
"Siempre digo que no hay que tomar una postura extremista a favor o en contra de algo -opinó Navone-. Hay que tratar de buscar el bienestar de la gente y de los animales también, como se pueda. Estamos haciendo lo que se puede con los recursos con los que contamos en este momento. Estamos trabajando para tener más y mejores recursos. Es un trabajo que va a llevar tiempo pero creemos que lo vamos a mejorar".