Concejo en llamas: Consideran que el gobieno de Aiola es inoperante y falto de transparencia

Cuestionó a la gestión.


Los bloques del Partido Justicialista y Unidad Ciudadana cuestionaron a la gestión de Víctor Aiola por falta de transparencia, por un lado, y por inoperante, por otro. Fue durante el acto de inauguración del período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.
Durante este tramo del acto, la Juventud Radical se retiró del recinto, acatando la orden del intendente Víctor Aiola de no gritarle a la oposición. Sin embargo, algún simpatizante del jefe comunal hizo comentarios en voz alta durante las alocuciones. Entre ellos, funcionarios, concejales y hasta familiares de estos.




El concejal Javier Estévez, pidió que se conforme la comisión de seguimiento de obras públicas realizadas a través del endeudamiento provincial, algo que no ocurre desde hace dos años.
El edil del PJ cuestionó la falta de transparencia en distintas áreas del gobierno, principalmente en las obras publicas, pero también destacó que en el Concejo el oficialismo rechaza los pedidos de informe, y en la Justicia no avanza la investigación de denuncias de corrupción.
A su vez, Estévez manifestó críticas hacia la desocupación, el cierre de comercios, la situación de los jubilados, los docentes y los empleados municipales.
A su vez, el edil hizo referencia al tramo del discurso de Aiola sobre los comedores.
"Nunca fue bueno abrir nuevos merenderos -dijo-. No se puede poner como un logro que abrimos nuevos merenderos. Que los chicos puedan comer con su familia".
Estévez le pidió a Aiola que deje de "gobernar con la agresión, con el grito. Los chacabuquenses se merecen a un intendente que escuche más". Carnaghi habló durante cerca de una hora, para el periodismo, ofreció un resumen de sus declaraciones.
"Su gobierno hace rato que está durmiendo la larga siesta de la inoperancia", sostuvo Carnaghi. "Fuimos elegidos por el pueblo de Chacabuco como segunda fuerza en las últimas elecciones y estamos hoy acá para representar con orgullo esa voluntad popular -dijo el edil de Unidad Ciudadana-. No especulamos ni somos condescendientes. No venimos a pactar con la corporación política. Vinimos a defender los derechos de nuestros vecinos y vecinas que se ven vulnerados y a proponer las ideas para que Chacabuco vuelva a crecer con inclusión y justicia social".
"Trabajamos en un Concejo Deliberante inaccesible para la gente -agregó-. Un concejo con dificultades edilicias que están a la vista, con versiones taquigráficas que pese al esfuerzo del personal llegan casi un mes y medio después de que se realizan las sesiones. Se nos niega acceder a los audios de esas mismas sesiones para poder trabajar. Un concejo deliberante que el pasado jueves 15 de marzo debía sesionar en Castilla y sesiono en Chacabuco, incumpliendo una ordenanza. Un concejo que no transmite sus sesiones por televisión, y que nos cortan Internet cada vez que sesionamos".
"Yo le pregunto, señor Intendente, que es lo que tuvo que ocultar en las últimas sesiones que hicieron que las mismas no se transmitieran como lo prometió en campaña y en este mismo recinto -prosiguió-. Estamos en un concejo que en la última sesión  tuvo policías de civil sin conocimiento del presidente del cuerpo, y sin que su secretario de seguridad explicara aun porque se desarrolló este operativo. Un concejo en el que sus funcionarios (entre ellos al vicepresidente de su comité) increpan a los vecinos que participan y reclaman por sus derechos".
"Este es un Concejo en el que los funcionarios los concejales de Cambiemos los hacen entrar por la puerta de atrás para no tener que darle respuestas a la oposición", finalizó el concejal. Ambos bloques coincidieron en los cuestionamientos a todo lo relacionado con el plan de 272 viviendas, con el pago de 5.000.000 de pesos a una cooperativa y la caída de la licitación.
Otro punto resaltado fue el del gabinete. Según Carnaghi, se pasó de 1 funcionario cada 500 habitantes en el 2015 a 1 cada 300.