Entrada destacada

Multa de 30 mil pesos para el intendente Víctor Aiola

Y 600.000 pesos en cargos.

Opine sobre todas las noticias en la comunidad de facebook de Chacabuquero: Me Gusta Chacabuquero

Mujeres acosadas por un hombre en camioneta

En la madrugada.
Una vecina compartió en las redes la traumática situación que vivió en horas de la madrugada junto a un grupo de compañeras de trabajo.
Un sujeto en camioneta las estuvo siguiendo a lo largo de varias cuadras. Lograron que la Policía lo identificara, pero no consiguieron mucho más.




Ocurrió pasada la 1.30 de la mañana. Las vecinas trabajan en una confitería.
Este es la narración realizada por la vecina, que se llama Carla:
Anoche estábamos con mis compañeras por salir de trabajar, aproximadamente 1:30 de la mañana, y mientras arreglabamos todo antes de irnos, una de ellas se percata que una camioneta Amarok frena ante el restaurante. Creímos que era algún cliente que al notar las persianas bajas se iba a ir. Resulta que el ocupante nunca se bajó. Estuvo unos segundos y se fue. A los dos minutos notamos que vuelve a pasar. Ahí ya nos empezó a parecer un poco raro.
En eso, Belén, una de mis compañeras de trabajo, sale con las bolsas de residuos hacia los contenedores que están a media cuadra y cuando ingresa al restaurant nos cuenta que otra vez había pasado la camioneta. Ahí nos empezamos a alertar. Seguiamos las cuatro adentro del lugar y observamos que vuelve a pasar. Estaba dando vueltas a la manzana. Dijimos, nos quieren afanar. Mientras nos asustabamos cada vez más, la camioneta no dejaba de pasar. Cuando paso por última vez, cerramos rápido el lugar y decidimos irnos.
Volvió a pasar. Cuando ve que nos estamos por subir a un auto y que una de nosotras andaba en bicicleta, frena en la otra cuadra, baja de la camioneta y se agazapa detrás de unos arboles dejando la camioneta encendida.
Cuando mí amiga arranca en bicicleta, nosotras nos pusimos con el auto al lado de ella. El tipo se sube a la camioneta y ahí comenzó un persecucion q casi nos mata del miedo.
Llamo al 911, describo la camioneta y la patente. Por la desesperación nos fuimos para el lado del Hospital a avisarles a los policías de la garita para ponernos a resguardo y no estaban, no había nadie.
Seguimos tratando de que no nos encuentre el de la camioneta y damos con un patrullero, al cual le gritamos para que frene, le comentamos lo que nos estaba pasando. Dicen que van a recorrer.
Cuando retomamos por la avenida para acompañar a nuestra amiga que andaba en bicicleta, lo vemos al de la camioneta que venia desde donde quedan nuestras viviendas. Ahí nomás el patrullero lo va a alcanzar y el tipo acelera e intenta perderlo. Los policías encuentran, al tipo, el cual dice conocer a alguna de nosotras. La policía lo deja ir como si nada y nos dice a nosotras (que estabamos temblando de miedo) que estaba re chupado, que lo conocían. No solo eso, mientras la Policía con total caradurez nos dice eso, el tipo pasa en la camioneta y nos dice: "Ningún comentario sobre esto". Luego aceleró y se fue.