Entrada destacada

Multa de 30 mil pesos para el intendente Víctor Aiola

Y 600.000 pesos en cargos.

Opine sobre todas las noticias en la comunidad de facebook de Chacabuquero: Me Gusta Chacabuquero

Consideran que la endoscopía no es peligrosa

Destacan que sirve para prevenir el cáncer.
Para María Elina Bertella,  la endoscopía es un estudio de bajo riesgo en el que puede haber complicaciones en uno de 10.000 casos. La médica gastroenteróloga salió al cruce de las versiones que indican que este tipo de exámenes pueden traer complicaciones. Esto ocurre luego de que la periodista y legisladora porteña, Débora Pérez Volpin, falleció mientras se realizaba una endoscopía en una clínica privada.




–¿La endoscopía es un estudio peligroso?
–No es un estudio peligroso, es un estudio que se ha vuelto de rutina en los últimos tiempos. Es el mejor método para diagnosticar enfermedades del aparato digestivo. La endoscopía alta, en medio de la cual se registró la muerte de la periodista, es muy frecuente y es más inocua que la video colonoscopía. Las dos son muy importantes y no hay otro método que las supere para el diagnóstico y hasta el tratamiento de enfermedades intestinales.

–¿Por qué puede fallecer una persona en medio de una endoscopía?
–Del caso de la periodista no puedo opinar porque la autopsia no está del todo clara. Lo único que leí es que había lesiones en el esófago y en el estómago. Algunos hablan de perforaciones y otros lo niegan. La perforación de esófago o de estómago podría ser una de las complicaciones de una endoscopía, pero es algo muy raro, uno entre 10.000 pacientes puede tener complicaciones. Dentro de las complicaciones tenemos esas que se han comentado, las perforaciones, también hay hemorragias y reacciones a la anestesia, algo que depende de la dosis que se administren. Hay que aclarar que las cosas deben hacerse bien y eso significa contar con un anestesista capacitado, enfermeros endoscopistas y un monitoreo cardíaco. Antes de hacer una endocospía es una rutina pedir al paciente que se haga un electrocardiograma y un riesgo quirúrgico porque se usará anestesia. Estos estudios se hacían sin anestesia y desde que se la usa se pide un riesgo quirúrgico y un coagulograma, porque en algunas endoscopías se hacen biopsias y se extraen pólipos. El sangrado es una complicación. Por otro lado, si el paciente no está en ayunas y tiene que realizarse una endoscopía alta, corre el riesgo de que le aspiren el contenido del estómago.

–Las complicaciones, ¿se dan en pocos casos?
–Son muy infrecuentes, por eso me sorprende lo que pasó con la periodista. Sé que ahora a la gente le va a dar mucho miedo realizarse una endoscopía, de la misma manera que hay gente que tiene miedo de subir a una avión después de que hay un accidente aéreo. Cuando pasa algo, siempre se genera una reacción, es normal que la gente reaccione de esa manera, pero creo que cuando pase un tiempo y se vea que se trató de un caso aislado, se tienen que seguir haciendo estos estudios. Es la forma de diagnosticar a tiempo o prevenir enfermedades como el cáncer, nada menos, una causa de muerte, sobre todo en nuestra población. En la provincia de Buenos Aires hay una alta proporción de muerte por cáncer de colon.

–¿Y qué ocurre con el estómago?
–Lo que con más frecuencia se encuentra en el esófago es la hernia de hiato, que es muy frecuente. En el estómago se diagnostican gastritis, úlceras. Las úlceras gástricas siempre tienen que ser objeto de biopsias porque puede haber un cáncer oculto. En el duodeno, más que úlceras no encontramos. Con una endoscopía, se puede encontrar un cáncer gástrico de manera temprana, se opera y el paciente puede tener una sobrevida excelente.

-¿A partir de qué edad debería volverse la endoscopía un estudio necesario y corriente?
–La colonoscopía está indicada a partir de los 50 años, en hombres y mujeres sin síntomas ni antecedentes familiares. Luego debe repetirse una vez cada cinco años. Cuando hay un sangrado digestivo o hay antecedentes familiares entre padres y hermanos, se hace antes de los 50 años.

–¿El equipo que se utiliza es peligroso?
–No. El endoscopio es como una manguera que tiene una cámara en la punta. Es flexible, antes eran rígidos. Los pacientes debían mantener una posición durante un estudio y no se usaba anestesia. Ahora los endoscopios son flexibles y mucho más finos que los primeros, pasan fácilmente por el esófago superior. La colonoscopía es mucho más dolorosa, pero con anestesia, el paciente se duerme y en 30 minutos se le pueden realizar la endoscopía alta y baja, y tener todo el aparato digestivo estudiado sin sufrir nada. Lo que hace el endoscopio, para poder mostrar los órganos por dentro, es ir insuflando aire en las vísceras. De esa manera se puede dilatar el órgano y ver con el endoscopio. Puede que haya exceso de insuflación o que haya lesiones previas que se puedan perforar porque no hubo síntomas o el paciente no dijo que las tenía, puede haber divertículos en el esófago. Si se ingresa a uno de ellos con el endoscopio, pensando que se está siguiendo por el esófago, puede haber una perforación, pero no es algo común. El endoscopio es algo totalmente inocuo que permite introducir una pinza de biopsia y tomar una muestra de la mucosa del estómago o el dúodeno, por ejemplo. Se pueden introducir agujas para inyectar sustancias. Por ejemplo , en el caso de una hemorragia disgestiva alta, con un endoscopio se puede salvar una vida. Se le inyecta adenalina o solución  fisiológica y se detiene el sangrado.

–¿O sea que el problema queda a la vista?
–La endoscopía es para diagnóstico y tratamiento. Cuando se la usa para diagnóstico hay menores riesgos o posibilidades de complicación, con un tratamiento puede haber mayor riesgo. A veces, luego de una esofagitis se achica el esófago. Para tratar eso se usa la dilatación endoscópia y eso puede provocar la rotura del esófago. De cualquier manera, cuando hay una rotura del esófago o del estómago, es raro que la muerte se produzca en el instante. Generalmente, el médico se da cuenta que se registró la rotura y existen medidas para resolver el problema.

–La endoscopía, ¿solamente se realiza en un quirófano?
–Es el lugar donde corresponde hacerla. Antes se hacía en consultorios, pero en el quirófano corresponde, con asepsia, los endoscopios correctamente desinfectados para contagiar enfermedades como la hepatitis o el VIH. Es un medio apropiado.

(Nota de Cristian Otegui publicada en el diario De Hoy)