Vecino fue víctima de un abre puertas y lo persiguió

Por poco se lleva el botín.


Un vecino sufrió la sustracción de una cartera que había dejado su señora sobre una camioneta. Logró darse cuenta de que había sido objeto de un abre puertas y lo persiguió hasta darle caza.
Ocurrió en la noche del domingo. La víctima es Nicolás Scalisse, vecino conocido por estar al frente de un DVD Club ubicado en Almirante Brown y Avellaneda.



El domingo, alrededor de las 20.00, Scalisse y su familia arribaron al local sobre una camioneta. Todos bajaron e ingresaron al lugar.
Minutos después, una mujer entró al comercio y preguntó si la camioneta era de alguien que estuviera allí porque había visto como un joven se había introducido al rodado y sustrajo algo.
El vecino se subió a la camioneta salió en búsqueda del ladrón. Luego de dar varias vueltas, alcanzó a ver que una persona delgada caminaba tranquilamente con una cartera de propiedad de su familia.
Scalisse comenzó a seguirlo, lo que llevó a que el sospechoso comenzara a correr desaforadamente.
En un momento, el perseguido arrojó la cartera junto a una billetera, y siguió corriendo.
El vecino detuvo la camioneta y recogió los elementos.
Una persona que circulaba por el lugar, le contó que había visto como un sujeto que iba corriendo había entrado a un edificio de departamentos ubicado en la zona de Jujuy y 25 de Mayo.
Scalisse fue hasta el lugar, pero creyendo que había recuperado todo lo sustraído, se fue.
Puso en sobreaviso a la policía, pero no radicó la denuncia.
De regreso a su casa, se dio cuenta de que le faltaba dinero en efectivo. Entonces, volvió a los departamentos y luego de tocar varios timbres, ubicó a la ex pareja del sospechoso. Luego de hablar durante un tiempo considerable, la mujer dijo que el sujeto ya se había marchado. Para evitar problemas, le dio dinero en efectivo al vecino, en una cifra semejante a la que le habían robado.
Algo para destacar de este hecho es que la camioneta en cuestión tiene vidrios polarizados, por lo que no se puede ver el interior de la cabina. Esto quiere decir que el ladrón se dedica a tantear puertas para saber si están cerradas con llave o no.