Una historia de ciencia ficción en la que De La Rúa no se va en helicóptero

Jorge Sala presentó Ingrid07.


El sábado, ZonaKodamas presentó su segundo libro de elaboración artesanal. Se trata de “Ingrid07”, de Jorge Luis Sala, una historia de ciencia ficción y obsesión, que se desarrolla en una Argentina en la que Fernando de la Rúa no renunció en el 2001.
ZonaKodamas es un proyecto en el que participan Andrés Guerrero, Pamela Décima, Mauro Rivas y Gastón Aquilano. La primera tirada del libro de Sala está compuesta por veinte ejemplares que se elaboraron uno por uno en un taller ubicado en Avellaneda 255.


Las ilustraciones  que incluye la obra fueron realizadas por Guerrero, Rivas, Alejandro Madeiro y Malena Pire.
También se presentaron fotos de Carla Lucero.
“La historia nació hace unos años –comentó Rivas–. Fue una de las historias que escribí, entre unos cuantos cuentos cortos, que quedó en el olvido hasta que años después me reuní con Andrés Guerrero y su grupo, y me enteré que estaban iniciando este proyecto de elaboración artesanal de libros. Ya habían editado el libro de Pepe Albamonte y me propusieron ser el siguiente. Fue todo un año de trabajo que concluye con esta presentación.

–¿Le encuentra algo especial a esta forma de publicación?
–Sí; está hecho con amor., no tiene otro fin que impulsar el arte y mantener viva la edición a nivel local, que de otra manera es casi imposible. En este caso, lo financiaron ellos, no tuve que aportar nada. Hay un porcentaje de la venta de los libros que podría haber quedado para los escritores. En el caso de Pepe y yo, decidimos no aceptarlo para que el proyecto siga vivo.

–¿Cómo describiría la historia?
–Es una historia que está encausada en lo que es la obsesión, en el marco de una Argentina distópica que arranca en 2001. Es una realidad paralela a la nuestra, ése sería el contexto. Pero el hilo conductor de todo esto es que el protagonista se enamora y se obsesiona con uno de los personajes. Podría decirse que es de género de ciencia ficción o fantasía, porque hay situaciones que salen de la realidad.

–¿La narración no es cronológica?
–Exacto, la cronología no está descrita de forma continua, sino que se van intercalando los capítulos entre el futuro y el pasado. Se van desarrollando dos historias paralelas, que en realidad componen una sola, pero en tiempos diferentes.

–¿Lo distópico es que Fernando de la Rúa no renuncia en 2001?
–Sí, es como una nota de color. Los personajes parten hablando de ese tema. Todos sabemos que el infame de De la Rúa fue expulsado por el pueblo en diciembre del 2001, luego de los hechos del Argentinazo. En este caso, en lugar de irse, se queda y hace la cuestión llegue a mayores. Después intervienen otros agentes externos que tienen que ver con un Estado fascista o totalitario.