martes, 14 de noviembre de 2017

Se confirmó la suba del impuesto inmobiliario tanto urbano como rural

Hay bajas en Ingresos Brutos y sellos, pero no se comparan con el alza.




La legislatura provincial aprobó el presupuesto del gobierno de María Eugenia Vidal para el 2018, y la ley impositiva. Hay subas en el impuesto inmobiliario tanto urbano como rural, y algunas bajas en Ingresos Brutos y Sellos.
El aumento en el impuesto Inmobiliario Urbano, va del 40 al 70 por ciento, según la valuación de las propiedades, y la suba es del 50 por ciento, en promedio, para el Inmobiliario Rural.
Quedarán exentos los campos de menos de 50 hectáreas y los que se inundaron en 2017, de acuerdo a lo informado por La Tecla.


Este es el detalle de lo aprobado por ambas por la mayoría de los diputados y senadores:

-Ingresos brutos: para la construcción la alícuota baja de 4  a 3 por ciento para 39.000 compañías; para unos 15.000 pequeños comercios que facturen hasta 2 millones de pesos por año, se reduce de 3,5 a 2,5 por ciento; y para unas 2.200 carnicerías también cae al 2,5 por ciento, desde el 3,5 a 5 por ciento actual. Unos 3.800 pequeños productores agro-ganaderos tendrán alícuota cero cuando facturen hasta 3 millones de pesos anuales.
-Sellos: pasa de 3,6 por ciento a 2 por ciento para la compra venta de inmuebles, y para la compra de autos cero kilómetro ese gravamen y el de Ingresos Brutos bajan de 3 y 3,5 por ciento respectivamente, al 2,5 por ciento.