sábado, 4 de noviembre de 2017

"En Argentina hay un clima que crea prejuicios hacia los extranjeros

Lo dijo un diplomático que visitó Chacabuco.




Gonzalo Calderón, vicecónsul de Bolivia en Pilar, manifestó que hay distintas medidas del Gobierno que han generado cierta incertidumbre entre los integrantes de su colectividad.
El viceconsulado visitó Chacabuco la semana pasada, atendiendo en el Palacio Municipal y ofreciendo sus servicios a los inmigrantes que residen en nuestra ciudad.
Calderón fue recibido por el intendente, Víctor Aiola, y el secretario de Desarrollo Social, Rodolfo Serritella. Posteriormente, atendió en forma personal las consultas de sus compatriotas.
“Estamos haciendo un operativo de consulado móvil, en el cual se sale de la sede para recorrer distintas localidades donde hay compatriotas bolivianos, para prestarle un servicio a los compatriotas –dijo–. Hablamos de todos los trámites que hacen a identificación y orientación en cuanto a sus derechos. Se gestiona la entrega de certificados de nacimiento, de matrimonio y de defunción; se inician trámites por errores en partidas de nacimiento y de antecedentes policiales de Bolivia, que son requisitos para gestionar la radicación en Argentina. También estamos inscribiendo a compatriotas nuestros nacidos fuera del territorio boliviano. La Constitución Boliviana dice que son bolivianos tanto los nacidos en territorio del país como los nacidos fuera del mismo, pero hijos de padre y madre bolivianos. Hay que inscribirlos para entregarles su documentación y que puedan ejercer sus derechos en Bolivia.

–¿Tienen algún dato sobre la población boliviana en Chacabuco?
-No tenemos un número censado. Consideramos, por algunas versiones, que aquí tenemos aproximadamente unas 350 familias, pero la cifra puede ser más alta por lo que han estado comentando.

–¿Siguen regresando a Bolivia los compatriotas por la situación económica?
–La situación económica en Bolivia está muy bien. Es el único país que este año va a crecer por encima del 4 por ciento en lo que respecta al producto interno bruto. Nuestra perspectiva es que crezca por encima del 4,5. Entre el lunes y el martes vamos a tener las estadísticas. Es el único país en Sudamérica donde va a ocurrir eso, de la región, es uno de los pocos que lo va a hacer.

–¿Cuáles serían las claves de esta situación?
–La BBC de Londres ha publicado un informe sobre las claves de los logros del gobierno de Bolivia. No están todos, pero reconocen que una de las principales cosas que ha logrado el gobierno de Evo Morales es la integración de una gran mayoría de población, fundamentalmente indígena, que estaba excluida de todos los servicios y quehaceres del Estado, y también de sus derechos para ser autoridades. Esa es una de la claves. La otra es la recuperación de los recursos naturales, la nacionalización de los hidrocarburos, lo que nos ha permitido contar con fondos que se pueden redistribuir. También la redistribución equitativa de los ingresos nacionales ha permitido hacer muchas obras en beneficio de la población, como la mejora de la infraestructura, las carreteras, hospitales y escuelas. Esto ha redundado en que se mejoren las condiciones de vida de la mayoría de los bolivianos, lo que se traduce ten indicadores, como la baja de la desnutrición crónica, la mortalidad infantil y la mortalidad materna. Ha habido más integración por la construcción de muchos kilómetros de carretera. En general, hubo una política económica austera, pero que ha permitido un ahorro interno que no se había tenido nunca en la historia del país. Se ha cuadriplicado el ahorro interno y ha permitido que esos fondos se puedan invertir en el desarrollo del país.

–¿Cómo está la situación en la Argentina?
–En la Argentina está ese clima que se instala en ciertos sectores y que crea prejuicios sobre el extranjero que hacen que se obstaculice la atención de distintos servicios, como el de salud. Han sucedido dos cosas en estos últimos tiempos que también han tensado más ese clima. Uno tiene que ver con los proyectos que tenía el Ministerio de Agricultura. Hay que tener en cuenta que dentro de la Provincia la producción de hortalizas está en un 80 por ciento en manos de bolivianos, según nuestras estadísticas. El INTA nos ha corregido y dicho que se trata del 95 por ciento, y a nivel nacional, es el 70 por ciento. El Ministerio de Agricultura ha relanzado uno de sus programas excluyendo a los extranjeros de sus beneficios. Es sólo para las personas nacidas en Argentina o hijos de argentinos. Eso ha generado mucha inquietud; los productores consideran que si a nivel nacional representan un 60 por ciento, es un contrasentido. También está lo que ha refrendado la Justicia sobre el decreto de migraciones que firmó el Presidente. Esto genera muchos problemas con los personeros que tienen interpretaciones del decreto. Se genera la posibilidad de maltrato o de querer resolver de una forma diferente las cuestiones que siempre han estado claras en la relación entre ambos países. Este decreto habla de la delincuencia, que fue un tema aclarado con las anteriores gestiones y con ésta. La gente que tiene antecedentes delictivos no es bienvenida en ningún lado.

–¿Ha habido muchas deportaciones por ese tema?
–Han habido casos de deportación y tenemos el temor de que se incrementen. La puerta que abre el nuevo decreto es que se puede expulsar a un extranjero cuando tiene una causa y no cuando haya sentencia firme. Esa es una inquietud de la comunidad. Esperemos que el decreto no se traduzca en este tipo de acciones, de todas maneras, estamos atentos. A la vez hemos iniciado un mecanismo de seguimiento a través de una comisión técnica de las dos Cancillerías, que se reúne periódicamente y va evaluando distintos temas como son los que comenté.