Chiste con poca gracia

Obstáculos en el camino.


Anoche, alguien colocó en medio de las calles Entre Ríos y Moreno, contenedores de residuos.
Ocurrió en torno a los Colegios Secundarios.


Lo curioso es que la gran mayoría de los conductores de rodados que pasaron por el lugar, eligieron esquivar los obstáculos antes que detener la marcha y retirarlos del paso.
Los contenedores de residuos en la zona céntrica suelen ser objeto de estas "bromas" que pueden terminar con un accidente de tránsito.
Lo cierto es que reponer cada uno de los volquetes, una vez que se rompen, resulta costoso para toda la comunidad.