Una historia desgarradora

Las derivaciones de un siniestro vial fatal.

Las derivaciones del fallecimiento de un joven a raíz de las lesiones que sufrió en un siniestro vial han dejado al descubierto una historia desgarradora, que se vive en las redes sociales.
En el día de ayer, la madre del joven fallecido tuvo un altercado con el acusado de causar su muerte, en la casa de este. La situación llevó a que la Policía Comunal, convocara al servicio de Salud Mental del Hospital Municipal. Posteriormente se le dio intervención a personas especializado de los Tribunales de Junín.
El conductor de la camioneta que participó en el siniestro vial, en la confrontación con la madre de la víctima, sufrió algunas excoriaciones en su cuerpo.
Así como hace unos días se marcó el cierre del cantero de la avenida Vieytes, lugar donde se registró el choque fatal, ahora hay que señalar que la Municipalidad y ni la Justicia parece tener un servicio de atención a las víctimas o a los familiares de las víctimas para tratar de prevenir situaciones riesgosas o violentas. Estas pesonas, quieran o no, deben estar contenidas.
La pérdida de un ser querido en un siniestro vial puede causar un profundo dolor en los familiares -la madre del que escribe esta nota falleció a raíz de las lesiones que sufrió en un choque de motos luego de estar 22 días en coma, en Terapia Intensiva-. La partida de un hijo, para una madre o un padre, debe resultar una pérdida irreparable.
Los familiares de las víctimas de siniestros viales suelen ser conscientes que no habrá pena judicial que alivie el dolor de la muerte.
El mero hecho de ver a la contraparte circulando sobre un auto o una moto, sin que evidencie algo de culpa, también es doloroso.
Es por eso que no resulta extraño que emerjan sentimientos de venganza.
Lo importante que el familiar de la víctima reciba apoyo de parte de la comunidad y del Estado para seguir adelante. La mejor forma de honrar  a la vida, es con más vida y afecto.