¿Aiola se queda sin una fuente de financiamiento?

Polémica por el posible final del FIM millonario.




Por estos días los intendentes de todos los distritos bonaerenses, sin importar el color político, están en vilo por la posible no inclusión del Fondo de Infraestructura Municipal en el presupuesto 2018 de la provincia de Buenos Aires. Se trata del dinero del endeudamiento provincial que podía manejar los jefes comunales para hacer obras públicas.
Por ejemplo, al Municipio de Chacabuco, en el presente ejercicio le tocaron 72.000.000 de pesos y en el 2016, 58.000.000 de pesos. Es el dinero que se usó para ejecutar el plan de accesibilidad a los barrios, y la construcción de la nueva guardia de emergencias y la tercer ala de internación del Hospital Municipal, por ejemplo.




El motivo por el cual existe la posibilidad de que se termine con el Fondo de Infraestructura Municipal es el bajo porcentaje de obras que se ha finalizado desde que se creó.
Según un informe de Infocielo  de las 1744 obras financiadas con 15.500 millones de pesos, en toda la provincia, "550 están finalizadas (el 31 por ciento), otras 747 están en ejecución (el 43 por ciento) y otras 275 están aún en fase de licitación (menos del 16 por ciento)".
En Chacabuco, por ejemplo, ni el plan de accesibilidad, ni la guardia, ni la tercera ala han sido finalizadas. Y los proyectos planteados para este año, recién han comenzado.

Este fondo fue creado en el debate que se generó en torno a la endeudamiento al que sometió a la provincia el gobierno de María Eugenia Vidal. En la Legislatura se negoció que parte del dinero fuera manejado por los Intendentes.

Desde entonces, se ha especulado con que una parte de los Municipios, hace un uso particular del fondo, lo que lleva a que se retrase la finalización de las obras.

En las últimas horas, Sergio Bordoni, intendente de Torquinst, de Cambiemos, manifestó su queja ante la posibilidad de que se termine el FIM.

“Sin el Fondo de Infraestructura Municipal, para un distrito como el mío, muchos de la sexta sección electoral, a gatas alcanzamos a pagar sueldos, hay veces que tenemos que tocar fondos afectados para poder pagar sueldos", dijo el mandamás de Cambiemos en declaraciones a FM Keops.


Además del posible desfinanciamiento de los Municipios, la otra consecuencia que tendría la clausura del FIM, es la centralización del manejo del dinero para obras de infraestructura en el Poder Ejecutivo Provincial. En resumidas cuentas, si un intendente quiere hacer una obra y no cuenta con recursos propios, deberá ir a golpear la puerta de la gobernadora y aceptar colgar el cartel en el que el nombre más grande sea el de "Gobierno de la Provincia de Buenos Aires".