Entrada destacada

El peor final para un siniestro vial

Falleció la joven accidentada.

sábado, 26 de agosto de 2017

Viven en una precaria vivienda y los quieren desalojar

Tiene 5 hijos. La más pequeña tiene 4 meses.


David Castro, su mujer y sus 5 hijos viven actualmente en una precaria vivienda de chapa entre los barrios FONAVI y Parque Azul. La Municipalidad ha intimado a la familia a retirarse por su propia cuenta o la desalojará por la fuerza.
Los Castro son oriundos de Campana, y desde hace más de un año viven en Chacabuco. Durante mucho tiempo fueron alojados por unos vecinos, pero desde hace unas semanas se encuentran viviendo en un terreno que es propiedad del Municipio, en pasaje Villanueva entre Junín y Óliden.
Los hijos tienen las siguientes edades: 4 meses, 3, 4, 8 y 10 años. La casa es de chapa. No tienen electricidad ni agua corriente.
Castro vive de hacer changas. Quiere pagar el terreno, pero no lo dejan. En la siguiente entrevista que brindó a Chacabuquero, cuenta lo que le pasa.

-¿Cómo es su situación?
-Se complica. Estamos cansados de andar de acá para allá y que nadie nos de solución para nada. Siempre hay rechazo, solamente rechazo y “se tienen que ir”, y nada más. Estamos buscando que nos den un plan de pago para el terreno y quedarnos tranquilos. Más que nada, queremos que nos dejen tranquilos, quedarnos con permiso y si se puede pagar, mejor. Es para poder tener luz y agua para los chicos. Es más que nada por los chicos.

-¿Actualmente no tienen agua ni electricidad?

-No. Tenemos un foco con un alargue que nos pasan desde la casa de atrás. Al agua nos la pasa en balde el vecino. No tenemos nada. Ya no tenemos lugar donde guardar nuestras cosas. Vamos a ir viendo como nos acomodamos. Lo esencial sería recibir alguna respuesta de alguien para ver si podemos conseguir los derechos sobre el terreno, o lo que haga falta para quedarnos tranquilos con las criaturas.

-¿La Municipalidad los está intimando a dejar el terreno?
-Sí, recibimos la notificación que  nos trajo la Policía, para presentarnos en la Fiscalía el viernes 18. Nos presentamos. Fue para intimarnos. En una semana teníamos que dejar el lugar o si no nos desalojaban por la fuerza y nos sacaban a la calle con los chicos.

-¿Vino gente de Desarrollo Social y les hizo un ofrecimiento?
-Nos ofrecieron un alquiler por tres meses. Eso está bien, pero ¿Y después? Si no puedo pagarlo voy a terminar en la calle nuevamente. Hay que ver de cuánto es el alquiler. Con la cantidad de chicos que tengo, debo comprar pañales y la leche para la beba. Es un presupuesto. Por ahí no llego. Para comer, nosotros necesitamos 300 pesos por día. Es para comer un guiso, que se come al mediodía y a la noche. Si estás alquilando no te podés dar el lujo de comprarle un alfajor o un chocolate a los chicos.

-¿No les ofrecieron ayuda económica de parte del Municipio?

-No. Nada.

-¿Alimentos?
-Sí, nos han traído una que otra vez, una bolsa de mercadería, las chicas del Parque Temático. Nosotros fuimos al centro (a la Secretaría de Desarrollo Social) y no nos dieron bola. Nos dijeron que teníamos que venir a presentarnos acá (al Parque Temático). Vinimos y hablamos. Hace rato que venimos hablando y no pasa nada. Por eso tomamos la decisión de meternos en el terreno. Si no, no hubiéramos llegado a esta medida extrema.

-¿Durante mucho tiempo vivieron en la casa de un vecino?

-Sí, una familia nos daba un lugar. Pasó mucho tiempo, ya no se podía vivir, como vivíamos, tanto tiempo, todos amontonados. Esa familia había pedido ayuda para poder construir otra piecita. Si le podían dar chapas, y no, nada. Ni a ellos los ayudaron.

-¿Han tenido ayuda de vecinos en particular?
-Sí, de la gente tuvimos mucha ayuda. La verdad es que no hay palabras para agradecer todo lo que ayudó la gente. Cantidad de gente ha traído muchas cosas. Hay un muchacho que publicó la situación en facebook, y con su señora, siempre están presentes. No dejan de venir. La que más nos ayudó fue la gente porque es la verdad. Hay gente que te discrimina, pero a esa no hay que hacerle caso. Hay que seguir peleando por los chicos.

-¿Qué piensa que puede llegar a hacer si los quieren desalojar?

-No sabría decirlo, pero de acá no me muevo. Me ato a las chapas y me van a tener que cortar a la mitad. Yo no me voy a ir. Me van a tener que desarmar la casa para sacarle. Yo no me muevo.