Entrada destacada

Allanamiento en el centro por juego ilegal

Procedimiento de la DDI.

lunes, 21 de agosto de 2017

Barrientos: "El peronismo eligió a Cristina para enfrentar a Macri"

Cómo será la campaña. Su opinión sobre Randazzo. Las críticas a Martín Carnaghi.


El diputado Barrientos considera que Florencio Randazzo debe analizar retirar su candidatura a senador nacional porque en las Primarias el peronismo ya eligió a Cristina Fernández como su representante para la puja con el oficialismo. También critica a Martín Carnaghi, de Unidad Ciudadana, por su dichos contra los dirigentes peronistas y su forma de proceder en la política.

–¿Qué análisis hace del resultado de las PASO?
–Tenemos dos escenarios, uno provincial y otro local. También hubo dos escenarios en la Provincia: uno en el interior, donde fuertemente Cambiemos ganó la elección; y otro en el Conurbano, donde fuertemente Cristina ganó la elección. Hay una paridad que termina con una situación vergonzosa, cuando empiezan a publicar los resultados se cargaron los votos de Cambiemos, que festejó y se fueron. D después, en el cierre, Cristina lo alcanzaba, entonces lo pararon. Ahora están diciendo que Cristina está un punto y medio por encima de Cambiemos. Esto preanuncia que el 22 de octubre habrá una polarización absoluta en las elecciones, no va a haber lugar para una tercera fuerza. En Chacabuco, la verdad, estuvo muy fuerte Cambiemos, como en el interior de la Provincia, donde está el sector agropecuario, beneficiado con todas las políticas de (Mauricio) Macri. Nosotros estamos lejos de encontrarnos contentos, tenemos un peronismo dividido. Si hacemos la sumatoria de lo que sacaron los candidatos a concejales de Unidad Ciudadana y del Partido Justicialista estamos alrededor de 11.000 votos, a unos 3.000 votos de lo que sacó (Rodolfo) Serritella. En ese sentido, estoy preocupado por la división.



–¿Por qué piensa que Cambiemos recibió la adhesión de muchos votantes a pesar de la situación económica?
–La situación económica y social del país no es uniforme, Chacabuco no es La Matanza. Ahí Cristina sacó más del 40 por ciento de los votos. Hay altos niveles de pobreza y desempleo. En la pampa húmeda, donde Cambiemos ha aplicado una política de quita de retenciones y transferencias de recursos, el sector del campo, si bien no está del todo conforme, ha tenido un alivio, o una mejoría. La verdad es que ha acompañado a Cambiemos. El sector del campo tiene un gran enfrentamiento con el peronismo, o el kirchnerismo, por el conflicto de 2008 y las retenciones. Que Macri se las haya sacado generó un fuerte acompañamiento. Uno ve que en una provincia como Córdoba, que está en el medio de la pampa húmeda, con un gobernador fuerte como (Juan) Schiaretti que tiene gran acompañamiento, Cambiemos terminó ganando. En otros lados, tiene que ver con las gestiones; en Tierra del Fuego, la gobernadora Rosana Bertone perdió con una candidata de Cristina. En Tucumán, claramente ganó el gobernador, pero el núcleo duro de la pampa húmeda, decidió acompañar al Gobierno.

–¿Qué van a hacer de cara a octubre?
–Teniendo en claro que en Chacabuco se perdió y que lo que más preocupa es la división del peronismo, desde el sector que integro, que acompañó a Marcos Merlo, tenemos una mirada optimista. Marcos fue en la boleta del precandidato a senador (Florencio) Randazzo, que terminó tirándolo muy para abajo, con una muy mala elección. A pesar de eso, hubo cerca de 3.000 vecinos que cortaron boleta y lo votaron. Marcos tuvo un fuerte corte favorable. Por otro lado, vemos que los precandidatos de Unidad Ciudadana tuvieron un fuerte corte negativo. alrededor de 4.000 personas que eligieron a Cristina, no los acompañaron. Los candidatos de Unidad Ciudadana de Chacabuco y de Carlos Casares son los que peor elección hicieron en la Cuarta Sección Electoral, sufrieron un corte muy importante. Esto ocurrió con quince o 20 días de trabajo. Vamos a seguir profundizando el trabajo para que en octubre podamos alcanzar o superar claramente la diferencia de 400 votos.

–¿Usted votó boleta completa Randazzo-Merlo?
–Yo entendía que el peronismo tenía que estar todo junto y renovarse de cara a las elecciones. El planteo entre Randazzo y Cristina terminó mal y con el peronismo dividido. Voté como toda mi vida: la boleta completa. Siempre voté de esa forma, pero al resultado lo veíamos. Yo camino los barrios y hablo con la gente, los sectores más humildes sobre todo, querían acompañar a Cristina, pero decidimos ser consecuentes con lo que pensamos toda la vida y nos quedamos en el PJ. Uno, tampoco puede ser necio. Claramente, los peronistas eligieron a Cristina como opositora a Macri. En el escenario de polarización que va a haber en octubre, todos los peronistas votarán a Cristina.

–¿Cómo se hace? ¿Randazzo se puede bajar?
–Hay que ver qué decide hacer Randazzo, porque hay grandes presiones de los propios intendentes que dicen que no lo van a acompañar más. Hay un pedido de la ex presidente para que la acompañen a ella para enfrentar a Macri. El escenario que tiene Randazzo es extremadamente complicado. Creo que si se presenta, corre el riesgo de sacar menos votos que la izquierda, y lo digo con respeto, la izquierda mantendrá los votos que tuvo y hasta puede que suba un poco más porque es un voto de absoluta convicción. El que vota a la izquierda sabe que no tiene posibilidades, pero lo hace por convicción. En el caso de Randazzo, el voto útil le va a hacer daño, entonces, tendrá que repensar lo que hace y lo que no hace. Si se proyectan los números de las PASO, Randazzo estaría ingresando solamente dos diputados nacionales, ningún diputado provincial  y ningún concejal. Deberá efectuar un gesto de grandeza y decir los peronistas ya eligieron. Con PASO o sin PASO, los peronistas eligieron a Cristina.

–Si renuncia Randazzo, ¿su sector iría a las elecciones con una boleta corta?
–Sí, pero esa es una cuestión de los partidos, una cuestión técnica, el tema es político. Si Randazzo quiere sostener su candidatura para tratar de contener sus votos, claramente perjudicará al peronismo y a Cristina, no permitiría la unificación. Si él se baja, queda una boleta corta.

–¿Y el corte de boleta Merlo-Cristina sería oficial?
–Se viene trabajando. lo vienen haciendo muchos compañeros. Si después de quince días se produce semejante corte, quiere decir que no hay conformidad con algunos candidatos de Cumplir, pero sí con Merlo, porque es flor de tipo y tiene gran capacidad para convocar esos votos. Se va a seguir trabajando en el mismo sentido.

–¿Qué responde a las críticas de Martín Carnaghi a la conducción del peronismo local por la división?
–Mucho no me preocupa lo que dice Carnaghi. Me llama la atención porque Carnaghi, hace un año y medio, era fanático defensor de Julián Domínguez. De repente, desde que Domínguez dejó el poder, no estuvo más con él. Nunca lo había visto como un cristinista; es más, cuando Julián perdió las elecciones con Aníbal Fernández, fue muy crítico con Cristina por haber apoyado a Fernández. La cuestión es, como dijo Merlo, que Cristina es de todos. Cuando ella gobernó, bancamos en todas las situaciones; cuando Darío (Golía) era intendente, y yo estaba en el Concejo Deliberante, en momentos difíciles por el conflicto con el sector agropecuario, tuvimos que bancar en nuestras casas, con nuestros hijos, en el partido, en la rotonda, cuando Néstor (Kirchner) a vino a Chacabuco. Carnaghi no estuvo en todas esas. Decir que tiene la exclusividad de Cristina no es creíble; de hecho, mucha gente le cortó la boleta. Lo que tiene es que está enganchado en la boleta de Cristina y en su proyecto personal de tratar de ser concejal, le viene bien todo esto. No se explican muchas declaraciones de Carnaghi. Dice que está contento y no se puede estar contento al sacar 5.000 votos y que el peronismo esté dividido. Se puede estar contento si se piensa en términos personales. Yo pienso de una manera muy diferente a Carnaghi. Escuché que convocaba a todos pero no a todos los dirigentes, Carnaghi parece la Anses, a los dirigentes con mucha historia nos quiere jubilar por viejos, y a otros dirigentes jóvenes, como Francisco Bruno, le da la jubilación anticipada porque no lo deja participar. Así, el peronismo nunca va a construir una inmensa mayoría, pero el peronismo mismo irá ordenando toda esta situación.

–¿Carnaghi hubiera tenido un lugar en la lista de candidatos del PJ?
–No critico los espacios en los que cada cual decide participar, critico lo que dice. Cuando pintamos la Casa Peronista, para él éramos cinco alcahuetes con latas de pintura. Cuando planteó eso, algunos dirigentes me recordaron que él era dominguista. Nosotros estuvimos en los peores momentos, yo a él lo vi después, cuando Domínguez fue funcionario, pongamos blanco sobre negro. El espacio de Carnaghi es más que valorable, conozco a muchos de los compañeros que están con él, son peronistas de toda la vida y están militando en ese espacio. Lo que no ayuda ni construye es la actitud que tiene, permanentemente, de descalificar y criticar. Escuché que decía que él a mí no me hacía los deberes, la verdad es que no me interesa que me haga los deberes porque nunca fui conductor del peronismo. Lo conozco y jamás le pediría que me hiciera los deberes, porque sé que no me los va a hacer, no es un tipo muy leal.

–¿Y qué van a hacer para sumar votos en octubre?
–Se conformó una nueva lista con hombres y mujeres impecables, con un compromiso muy importante, pero no con tanto recorrido político. Merlo viene participando desde 2010 pero no tiene tanto recorrido político, por eso pedimos que salga a caminar por los barrios y hable con los vecinos. Ahora, cuando la semana que viene arranquemos la campaña, haremos otro tipo de trabajo. Vamos a generar mateadas y a hablar con los vecinos sobre por qué en Chacabuco hay que acompañar a Marcos y no a Martín Carnaghi. Creemos que la renovación pasa por ahí. Insisto, cada vez que se escucha a Carnaghi, critica a los peronistas. Muy pocas veces lo he escuchado decir algo del gobierno de (Víctor) Aiola. Marcos no critica a los otros peronistas porque si uno anda a las patadas con los compañeros en estos procesos políticos, cómo vamos a hacer para juntarnos en 2019. La mejor forma de ser funcional a este proyecto de derecha y liberal, es andar a las patadas con los compañeros. Se puede decir que pensamos diferente y que la gente tiene que resolver quién sí y quién no, pero después tenemos que estar todos juntos en 2019. Si no, será imposible que el peronismo vuelva a ser gobierno o alternativa de gobierno.

(Entrevista de Cristian Otegui publicada en el Diario De Hoy del 20 de agosto de 2017)