Día de la Asistencia Humanitaria: No maten a los civiles

Tratan de parar las muertes innecesarias de las guerras.




Hoy se celebra el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria. Se trata de una fecha destacada por la Organización de Naciones Unidas.
Este año, el tema es "La población civil no es un objetivo militar".
El organismo plurinacional busca de esta manera llamar la atención de los gobiernos en conflicto sobre la cantidad de personas que fallecen en sus operaciones militares, sin que necesariamente estén involucradas en las mismas.


Esta semana, nada más han muerto 17 niños y mujeres en un bombardeo de Estados Unidos sobre Raqa, Siria. El objetivo del ataque eran los integrantes del Estado Islámico, pero han sido personas comunes y corrientes las que sufrieron todas sus consecuencias.
Del otro lado, están los atentados como los que sucedieron en Barcelona, donde los muertos son personas tan comunes y corrientes como aquellas que perecen en las explosiones de las bombas.
Hay que entender que entre las bajas civiles de cualquiera conflicto pueden estar, incluso, aquellos que brindan ayuda humanitaria a las víctimas del mismo.
Ha dicho la ONU:
Los conflictos se cobran la vida de muchas personas en todo el mundo. Atrapados en guerras que no han causado, millones de civiles se ven obligados a esconderse o huir para salvar sus vidas. Los niños dejan la escuela, las familias abandonan sus hogares y las comunidades se despedazan, mientras el mundo no hace lo suficiente para detener este sufrimiento. Por su parte de los trabajadores sanitarios y humanitarios, que ponen sus vidas en peligro para entender a las víctimas de la violencia, se convierten cada vez más en objetivo de los ataques. Con motivo de la celebración de este día mundil, las organizaciones humanitarias se reúnen para reiterar una vez más que la población civil atrapada en un conflicto no debe ser objetivo de los ataques. A través de una campaña mundial en línea, que incluye una colaboración especial con Facebook en Directo, y de actos celebrados en todo el mundo, alzamos nuestras voces para defender a los más vulnerables en las zonas en guerra, y pedimos a los líderes mundiales que hagan todo lo posible para proteger a los civiles.