Entrada destacada

Aiola visitó ALPI

Recorrida por la sede.

Una calle que espera desde hace tiempo

Por una vereda o por lo menos aspira a recuperar el ancho.


Existe una calle en la ciudad de Chacabuco que espera desde hace tiempo tener veredas.
Se trata de uno de los tantos casos que se registran en barrios que surgieron de loteos y hoy evidencian un importante crecimiento.

Lo que ocurre es que sus calles parecen olvidadas para la Municipalidad, salvo en casos de importancia.
En unas semanas se cumplirá el segundo aniversario de la inundación de Chacabuco. La calle 159 fue muy transitada en aquel entonces porque en paralelo corre un canal a cielo abierto que lleva hasta la Cañada de los Peludos la mayor parte del agua de la zona este de la ciudad arrancando en el acceso Hipólito Yrigoyen.
Por aquel entonces, se retiró gran cantidad de barro y tierra del desagüe para aumentar el caudal. Hasta se rompieron alcantarilla.
Lo que pasa es que la tierra quedó en el lugar, sobre la calle quitando espacio para que los rodados circulen normalmente.
Esto lleva a que los rodados tengan pasar muy cerca de la línea municipal, es decir, donde tendría que haber vereda.
Hay vecinos que tienen la esperanza que antes de que se celebre el segundo aniversario de la inundación, la calle recupere algo de su ancho porque una pala mecánica se lleva la tierra. Son conscientes de que existe la posibilidad de que la vereda y la zanja, puede que queden para otra momento.