Entrada destacada

Dos detenidos por intentar robar un ciervo

Operativo de la Patrulla Rural y la Policía.

domingo, 16 de julio de 2017

Robo

El frío polar no detiene a los delincuentes de la ciudad.


Un hecho delictivo se registró durante la madrugada de este domingo. Al parecer, a los ladrones de Chacabuco no los detiene la ola de frío polar que azota a esta región del país.
Del patrio de una vivienda fueron sustraídos tres pesados sillones de hierro, mientras los dueños estaban durmiendo a pocos metros.



Esto no ocurrió en el sector de quintas de la ciudad sino en una casa que se encuentra en Carlos Pelegrini entre Ituzaingó y Almafuerte.
Otro dato para tener en cuentra, es que para retirar los sillones del lugar donde estaban, se debió superar una reja de más de dos metros de alto.
La última vez que la dueña de los bancos los vio, fue el sábado a las 23.30, cuando le dio de comer a un gato que solía dormir sobre ellos. En la mañana de este domingo, cuando abrió la ventana que da al patio, la sorprendió que un almohadón que solía estar sobre uno de los sillones estuviera en el piso. Primero pensó que había sido el viento, pero luego se dio cuenta de que en verdad, se habían robado los asientos.

Segundo. El asalto que sufrió el repartido de garrafas Arnoldo Sassoni el viernes, fue el segundo que sufrió en pocas semanas. Según familiares, a principios de junio, un sujeto le robó la billetera con la recaudación de la venta de las garrafas, cuando estaba arribando a su depósito de avenida Garay Combatientes de Malvinas. Lo que pasa es que no radicó la denuncia.