Entrada destacada

Siniestro vial en la ruta: bombero accidentado

Salida de bomberos.

martes, 18 de julio de 2017

"La violencia de género cumple una función de control social y disciplinamiento"

Un mirada crítica desde el punto de vista de una integrante de un plenario de trabajadoras.



Rosalía Rodas es candidata a diputada por el Frente de Izquierda e integra el Plenario de Trabajadoras del Partido Obrero en La Matanza. El sábado estuvo en Chacabuco para hablar sobre temas de género y consideró que la violencia hacia la mujer cumple una función social y que debe buscarse una solución integral.
Rodas fue recibida en la Casa del Pueblo por un grupo de militantes del Partido Obrero local y de simpatizantes del Frente de Izquierda
“Nosotros entendemos que la violencia hacia la mujer cumple una función social, colabora con el disciplinamiento y con una situación de sumisión –dijo–, no es solamente con la mujer trabajadora en particular. Si bien entendemos que las mujeres en su conjunto sufren violencia, la realidad es que las mujeres trabajadoras, por ser parte de la clase oprimida, tienen el problema de que los recursos para salir de esa situación son muy escasos. Lo que termina ocurriendo es que la mujer es violentada en distintos grados, en los que la violencia física suele ser el último eslabón de la cadena”.

“El Estado ejerce violencia hacia las mujeres –agregó–, violencia institucional, violencia simbólica, el problema de la falta de trabajo, o el hecho de que las mujeres somos las que ocupamos los peores puestos de trabajo y los peores pagos. No existe hoy, en 2017, igual salario por igual trabajo, en los distintos lugares de empleo a las mujeres les cuesta alcanzar las mismas categorías que los varones. Todas esas, entendemos, son formas de violencia que, a la vez, de alguna manera terminan enmarcándose en la violencia física y sexual que las mujeres sufrimos. Lamentablemente, en este país eso tiene una expresión muy fuerte: una mujer es asesinada cada 26 horas. La provincia de Buenos Aires encabeza los ránkings de femicidios. El año pasado fueron 290 en todo el país, de los cuales, 90 ocurrieron en la Provincia. Es uno de los lugares con más denuncias de violencia de género y también es una de las provincias con el porcentaje de denuncias de violación más alto. Son cifras oficiales, hay tres violaciones por día y son las denunciadas, por lo que probablemente haya más”.
Frente a esto, Rodas habló de la organización de las mujeres. “Las propias mujeres se han organizado, han salido a la calle el 3 de junio de cada año. El 19 de octubre del año pasado se realizó el primer paro de mujeres por el femicidio de Lucía Pérez, en Mar del Plata, y el 8 de marzo las mujeres hemos dicho basta y salimos a la calle. Estamos exigiendo al Estado toda una serie de medidas. Cuando una mujer intenta salir de una situación de violencia se encuentra, muchas veces, con violencia institucional, no le toman la denuncia, no hay abogados, las perimetrales no se respetan. Es una serie de cosas que terminan, lamentablemente, en la muerte de la mujer”.

Consejo de Mujeres Autónomo

“En lo que respecta al femicidio y a la violencia física, uno de los planteos que creemos muy importante es que exista un Consejo de Mujeres Autónomo y Nacional –continuó–. Hoy existe un Consejo Nacional de Mujeres, que se supone que es el que desenvuelve toda la política de género, posee presupuestos para programas y demás actividades, pero es cartón pintado, una cáscara vacía, porque no ha llevado a cabo ninguna de las cosas que dijeron que iba a realizar. Tanto (María Eugenia) Vidal como (Mauricio) Macri a mediados del año pasado anunciaron un plan de 450.000.000 de pesos, y atención integral de la mujer, entre muchas cosas, que no se llevaron a cabo”.
Rodas agregó: “Lo que estamos exigiendo es que haya un Consejo de Mujeres Autónomo elegido por un padrón de mujeres que tengan más de 13 años, que los cargos sean revocables para que, si la persona no cumple con lo que prometió, le deje el lugar a otro”.

–¿Qué hay que hacer?
–En primer lugar, es importante que la Justicia actúe, que las perimetrales se cumplan y que las denuncias se tomen. Muchas veces las mujeres están aprisionadas en una situación dentro de los hogares, desde el punto de vista psicológico, emocional y material. Proponemos subsidios para las mujeres, para preparar el camino de la emancipación económica. Muchas no se pueden ir de su casa porque no tienen a dónde hacerlo, tanto ella como sus hijos. Eso la ata al violento, lamentablemente. También trabajo genuino, en blanco, con las condiciones dignas que correspondan. El año pasado presentamos un proyecto en el Congreso Nacional, que fue cajoneado e ignorado, para la creación de refugios, de manera que las mujeres tengan un lugar dónde vivir. El plan de Macri y Vidal planteaba construir seis refugios para toda la provincia de Buenos Aires. Es una provincia que tiene 8.000.000 de mujeres y muchas de ellas sufrieron violencia; la solución que plantearon es construir sólo seis refugios, fue una verdadera provocación. En La Plata funciona uno, pero las propias mujeres que asisten a él denuncian que no está en condiciones, que no hay profesionales actuando conteniéndolas. Ha sido toda una impostura del Gobierno ante la presión popular, pero que se cumpla, depende de nosotras. Llamamos al conjunto de la población a sumarse a estas luchas, no es un problema sólo de las mujeres. Es interesante tenerlo en cuenta porque esta cuestión de género es utilizada por los gobiernos para dividirnos. Esto ocurre, por ejemplo, en los lugares de trabajo. Además de una intencionalidad económica, hay una intencionalidad política para no permitir que se unan en el lugar de trabajo para lograr más fuerza”.
“Estamos hablando de violencia de género –añadió–, pero si no la abordamos desde una perspectiva integral, que contenga todos estos elementos de análisis, no habrá una solución integral. No basta con abrir comisarías de la mujer y la familia que tomen las denuncias, una fiscalía de género y una casa de refugio. Hay una situación social que, de alguna manera, genera las condiciones para que se den estas situaciones de violencia. Entonces, hay que atacar esa problemática”.

(Nota de Cristian Otegui publicada en el Diario De Hoy del 16 de julio de 2017)