Entrada destacada

Tránsito: secuestraron motos y labraron infracciones

Resultado de los operativos diarios

La dura situación que atraviesa ALPI

El viernes último, ALPI Chacabuco realizó una cena en el salón de la Unión Obrera Molinera Argentina, para recaudar fondos que le permitan reparar la calesita de la plaza General Paz.  Nicolás Barzola, presidente de la entidad, reconoció que actualmente la entidad depende de la solidaridad de los socios y vecinos, puesto que  desde hace unos meses no cuentan con el soporte de las obras sociales, un problema que están tratando de solucionar.

“Estamos haciendo estas actividades para recaudar fondos –expresó–. A mediados del año pasado empecé a ayudar, en enero llegué a la presidencia y nos encontrábamos sin obras sociales. Ahora se está intentando regularizar la situación para poder trabajar con las obras sociales; como nos demoramos, nos las cortaron. La institución está sobreviviendo gracias a la solidaridad y al aporte de la gente y los socios. Tenemos más de 300 socios que donan desde 5 hasta 200 pesos por mes y hacemos actividades como esta cena. Calculamos que iban a venir 200 personas y terminaron siendo más de 300. Al mismo tiempo, se estaba haciendo un acto a favor de otra institución, que fue un acto político encubierto, por eso muchos no compraron la tarjeta. Pero la gente respondió y vino igual, superó las expectativas que teníamos”.
“Próximamente vamos a sacar a la venta una rifa –agregó–. Estamos subsistiendo con la colaboración de la gente, de distintas maneras. El Municipio nos otorgó un subsidio que está próximo a entregarnos, para poder restaurar la calesita porque la tenemos deteriorada por el paso del tiempo, por el vandalismo y por los jóvenes que están en la plaza, que en vez de disfrutar solamente va a hacer maldades. También hay un grupo de comerciantes, llamado Chacabuco por Más, que se acercó a la institución. Me dijeron que nos iban a ayudar porque veían que la institución estaba medio abandonada y que nadie colabora”.
“Parece que solamente hay dos instituciones en Chacabuco , pero somos muchas –agregó–. A futuro, como tenemos un quincho en el fondo, tengo pensado armar un merendero para gente de la tercera edad. Todos apuntan a la niñez y demás, pero la realidad es que hoy, a un jubilado, con los remedios y todo no le alcanza. Tenemos pensado buscar gente para los fines de semana y armar un merendero, un comedor para gente de la tercera edad”.
“Tenemos una combi que se encargaba de ir a buscar a nuestro pacientes, a nuestra gente y se le fundió el motor cuando empecé mi presidencia. Llegué a una institución tranquila y me pasaron todas las cosas juntas. La camioneta ahora está siendo reparada. Estamos a la espera de la pronta respuesta porque ya la necesitamos”.
 “ALPI es una institución que no ha sido tenida en cuenta durante mucho tiempo –planteó Barzola–. Yo no pertenezco a ningún partido político, pero como siempre digo, para la institución, menos un rayo, de arriba que venga lo que sea. Se trata de colaborar, no se trata de personas”.
La entidad tampoco tiene otros tipos de sustentos.  “ALPI no tiene ninguna beca, no tiene nada –manifestó–. Nadie del Estado subsidia nada; desde que comenzaron a salir notas mías en la televisión, mucha gente se acercó. Es muy bueno que se sumen, me encanta. Hablando con el contador de la entidad, me dijo que desde que arrancó esta nueva comisión directiva, se hicieron muchas cosas. Por ahí se hace algo y a mí no me gusta mostrarlo porque lo hago de corazón, por la gente”.
 “Vamos por más. Esta semana tengo una reunión con el Intendente y su equipo de Salud, para poder descomprimir el área de rehabilitación del Hospital, que está colapsada, y ALPI es una institución donde se puede hacer de todo. Una mano lava a la otra, y las dos lavan la cara; ayudémonos unos a otros.  Hay gente que vive cerca de ALPI, como en el barrio San Cayetano, el Fonavi, a cuyos habitantes les queda un poco lejos el Hospital. Estarían más cerca de la rehabilitación; en ALPI hay desde un médico fisiatra, hasta un psicólogo. Es una institución en la que hay una conjunción de la rehabilitación y el cuerpo”.