Video: Los refineros piden al gobierno que luche contra los despidos


El conflicto en Ingredion se encuentra en un punto crítico. Mientras siguen llegando telegramas de despido a los domicilios de los obreros, el paro se extiende en la planta de Chacabuco.


En la noche de este miércoles, los afiliados al Sindicato de Obreros y Empleados de Refinerías de Maíz se manifestaron afuera y dentro del Concejo Deliberante. Junto a la Mesa Sindical, pidieron una reunión con la gobernadora María Eugenia Vidal para parar los despidos.

Al mismo tiempo, trascendió que a pesar de que se está negociando ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, siguen siendo enviados telegramas de despido y hasta se habrían depositado algunas indemnizaciones.

Son alrededor de 45 los despedidos en Chacabuco. Muchos de ellos estuvieron esta noche en la plaza.

Ya dentro del Concejo Deliberante, hubo críticas de los sindicalistas al apoyo político que están recibiendo y se cuestionó el llamado de fuerzas de la Infantería el día después de finalizada la conciliación obligatoria.

Adalberto Abaca, de Luz y Fuerza, les dijo a los ediles Cambiemos: "no conviertan a su intendente en Macri, porque si no, van a decir que Aiola es Macri" y "o se levantan y pegan un grito, o simplemente van a ser unos lamebotas"