lunes, 15 de mayo de 2017

Tren: "El servicio de pasajeros no funciona porque hay un vacío sobre quien lo tiene que controlar"

El diputado provincial César Valicenti estuvo en Chacabuco y dijo que el servicio de trenes de pasajeros no funciona como antes porque hay un vacío institucional sobre si lo tiene que brindar la Provincia o la Nación.



Valicenti dio una charla sobre el tema invitado por la Unidad Básica Frente para la Victoria, que coordinan los hermanos Santiago y Martín Carnaghi.

-¿La mayor parte de la provincia está sin servicio de trenes de pasajeros?
-El problema que radica sobre la administración de los trenes es un vacío institucional por lo que no se puede conducir una política ferroviaria en la provincia de Buenos Aires. La gobernadora a mediados del 2016 promovió el traspaso a la Nación de la administración de los ferrocarriles. Se conformó una unidad de traspaso, por resolución. Se dio un plazo de 90 días para administrar el traspaso a una dependencia de la Nación. Pero es algo que nunca se concluyó. Pasaron los 90 días. Todavía no se ve ni una política, ni una inversión, ni siquiera una decisión pública para saber qué va a pasar. Estamos hablando de ramales muy importantes. Se calcula que cerca de 370.000 usuarios se quedaron en la provincia de Buenos Aires sin ese servicio. El gran problema que existe es que hoy no se sabe quién tiene la responsabilidad institucional del manejo de los trenes. La provincia se deshizo de Ferrobaires, la administradora de esos servicios, y la Nación está diciendo que todavía no aceptó este pedido de la gobernadora. Mientras tanto, no hay decisión y los vecinos siguen esperando. Yo soy de Olavarría. En mi ciudad nos vimos afectados porque se redujo la cantidad de servicios. Es un paso importante entre Retiro y Bahía Blanca. Era un tren que pasaba de lunes a domingo a las 3.00 y hoy pasa sólo una vez por semana. Mucha gente queda sin poder usar el servicio. Estamos hablando de un sector social entre los que hay cuentapropistas, trabajadores, estudiantes, jubilados, gente que viaja por temas de salud. Es un problema que afecta a los sectores más vulnerables de la sociedad.

-¿Esto es producto de una posición polìtica del gobierno o falta de gestión?
-Lo que tenemos en claro es que en el tema de los ferrocarriles es lo mismo que pasa con el Estado argentino y el de la provincia de Buenos Aires. No sólo nos quedamos sin ferrocarriles. Nos quedamos sin medicamentos para los abuelos, sin fútbol para todos, sin el poder adquisitivo del salario de los trabajadores, con menos empresas. Hay un gobierno que no piensa en los sectores más desfavorecidos, los que necesitan del Estado para conseguir trabajo, para viajar, para tener medicamentos, su casa, educación. Gobierna para un sector minoritario, ese 15 por ciento que se quedó con la libertad de los derechos de exportación de granos, que se favorece con un sistema financiero en el que teniendo plazos fijos o la posibilidad de comprar dólares, se favorece. Esa la agudización de un problema. Hay que ser objetivo. El sistema ferroviario no venía bien, pero se trataban de resolver algunos de los problemas con inversión, trenes nuevos, ramales que se iban arreglando. En Olavarría, en el 2015, pudimos ver las nuevas máquinas que se compraron. Era una esperanza para los usuarios. Desde diciembre del 2015 a esta parte la problemática se agudizó y no hay respuesta. Todos los pedidos de informe que presentamos desde junio del 2016, no tuvieron ninguna respuesta de parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires. Ni siquiera tuvimos respuesta al pedido de una reunión con el secretario de Transporte de la provincia de Buenos Aires. Ni siquiera una nota administrativa, en respuesta a la Cámara de Diputados. Que los dirigentes que en los medios de comunicación hablan del diálogo, del consenso, ni siquiera responden a una nota, es, por menos, hipócritas. Cada vez que recorro un distrito de la provincia de Buenos Aires, se nota la gravedad que significa la falta de este servicio que es sustancial para el transporte de las personas.

-¿Y los sindicatos qué hacen?
-Hay tres sindicatos que rondan el trabajo ferroviario. Y es distinta la reacción que ha tenido cada uno. He notado en mi zona, que se han juntado firmas para el restablecimiento del servicio, se participó en movilizaciones nacionales. Es cierto que la fuerza que pueda tener el sindicalismo en el interior, es menor, porque no es una fuerza política que tiene capacidad de movilización. Uniéndose, en la Capital Federal o en La Plata, pueden tender mayor capacidad de movilización. Sí están en una situación de crisis, porque los empleados están sin trabajo. Se empiezan a recortar algunos servicios que eran tercerizados en Ferrobaires. Ahí también hubo despidos encubiertos. También es una forma de desfinanciamiento del interior. Desde diciembre a la actualidad, circula menos dinero en nuestros distritos, o sea, funciona menos el comercio. Por eso se ve tan poca movilidad económica. No se generan nuevos puestos de trabajo, ni ingresos en materia de política sociales y los que existían, alcanzan cada vez menos.

-¿Qué solución le encuentra al problema?
-Tenemos que entender que lo que está haciendo la administración son decisiones políticas de vaciar el Estado. Hoy en día, el Estado se está reduciendo a una mínima expresión, donde gobiernan las reglas de mercado que dicen que donde no hay rentabilidad, no se va. En el ferrocarril no va a haber rentabilidad. Ahí tiene que estar la inversión del Estado para otorgar un servicio. Nunca va a ser un servicio rentable, porque no lo es en el mundo. Para la administración de (Mauricio) Macri, como no hay rentabilidad, no hay inversión. Desde esa mirada, nos vamos a quedar sin ese servicio, como nos vamos a quedar con otros servicios: no da rentabilidad el plan Qunita, el plan Remediar, la Educación Técnica. A esto, le decimos a la gente que la salida de esto, es política. Hay que volver a conducir el Estado nacional y provincial de la mano de una fuerza que entienda que el Estado tiene que estar para ir a generar equilibrio en los desequilibrios que genera el Mercado. Si se deja gobernar a las fuerzas del Mercado, lo único que se va a lograr es concentración de la riqueza.


(Entrevista realizada por Cristian Otegui para el diario De Hoy de Chacabuco)