Pareja explica por qué optó por un embarazo respetado en la ciudad de las cesáreas

Una pareja de Chacabuco comentó por qué optó por optar por el embarazo respetado y el parto natural en una ciudad donde lo más común es la cesárea.



A escala nacional, 7 de cada 10 partos en Hospitales públicos son naturales. En Chacabuco, sólo 3 de cada 10. Esta estadística es arrastrada desde hace varios años.
Los vecinos Germán Varela y Julia Cruz Díaz, cuentan cómo es eso de querer tener a su primer hijo, al que llamarán Gael, de manera natural.

-¿Cómo es que decidieron inclinarse por el embarazo respetado y el parto natural?
-Este es mi primer embarazo. Desde que nos enteramos que estábamos embarazados ya sabíamos que íbamos a ir por el parto natural por una cuestión de esencia nuestra y saber que es lo mejor para el bebé. Entonces comenzó un camino de información. Lo más importante es la información. Hasta ahora viene bien el embarazo y sentimos que va a seguir igual. Vamos al parto natural sin dudarlo. Apoyamos y colaboramos con el embarazo respetado para beneficio de la mamá, el bebé y toda la familia. (Julia Cruz Díaz)

-¿Y qué rol cumple el padre?
-El rol del papá es muy importante en estas cuestiones de acompañar, de tener la información adecuada, como para saber qué nos vamos a encontrar a su debido momento. Cuanto más información tengamos, menos miedo vamos a tener, y vamos a tener más claras las decisiones que podemos tomar. También hay que tener en cuenta que siempre podemos elegir. Acá no hay ningún problema patológico ni nada por el estilo. Es algo con lo que nosotros estamos bien, Julia  está muy bien, y yo estoy bien. Tenemos que entender lo que tiene de natural y el rol importante que tienen los papás en poder acompañar y participar en lo que viene, poder ayudar en lo que más se pueda. (Germán Varela)

-¿Hay que realizar algo en especial?
-Tiene que ver con conectarse con uno mismo, estar tranquilo. El embarazo es algo fisiológico, natural. Todas las mujeres estamos preparadas para estar embarazadas, para parir. Es como comer, como dormir. No hay nada grave en todo esto. Hay que confiar en la sabiduría de la mujer, porque ahí hay mucha información. También hay que disfrutar. Porque los miedos están en la mente. Uno tiene que confiar en que es algo natural. Es como tomar un vaso de agua. Así debe ser vivido el embarazo. (Julia Cruz Díaz)

-¿Cómo es la relación con los profesionales médicos que los acompañan?
-Tenemos mucha seguridad en nosotros. Sentimos que el médico nos acompaña. Vamos escuchando y demás, pero a la decisión la tenemos nosotros. (Julia Cruz Díaz)
-También hay que ir sacándose las dudas. Ese sería el rol del médico, como un consulta. Y nosotros tenemos que tener en claro cuál va a ser nuestra objetivo esencial: volver al origen. También hay que sacar distintas capas, a través de la información. Hay cosas de las que no sabíamos y nos tuvimos que empezar a informar. (Germán Varela)