Brindaron detalles sobre la Escuela Agraria de Castilla

El inspector jefe distrital de Educación, Rubén Cruz, dio detalles sobre el proyecto que busca instalar una Escuela Agraria de gestión estatal en Castilla.



“La idea es convertir lo que hoy es la extensión de la Escuela Secundaria N°2 en una Escuela Agraria -expresó Cruz-. Esto es paulatino. Los alumnos que están hoy en el primer año de la de Escuela Secundaria, van a terminarla en el establecimiento. Si la Escuela Agraria comienza a funcionar el año que viene, se iniciaría con el primer año. Los chicos que están hoy en la Secundaria, tienen garantizado que van a finalizar sus estudios en la extensión. Después, se irían abriendo el otro segundo, el otro tercero, hasta llegar al secto año de la Agraria. ¿Qué ventajas tiene este proyecto? Nosotros estamos viendo que, ya que en 70 kilómetros a la redonda no hay ninguna Escuela Agraria, la posibilidad de que vengan alumnos de Carmen de Areco, Suipacha, Mercedes, Salto, de Chivilcoy. Actualmente, 19 chicos de Rawson están yendo a estudiar a la Escuela Agraria de Alberti. Son datos que nos han pasado los vecinos. Esa sería matrícula potencial para la Agraria de Castilla. Porque la idea no sólo es tratar de reflotar la Escuela Secundaria, que está disminuida en matrícula. En la primaria tenemos 53 alumnos y en la secundaria, entre 43 y 48. Esa es toda la matrícula que existe. Lo que queremos es tratar de generar la posibilidad de que se incorporen nuevos alumnos, y que en algún momento la Escuela Agraria tenga residencia, para que los alumnos puedan pernoctar. Eso va a implicar, inmediatamente, mayor movimiento en Castilla. Se van a generar estadías, va a haber gente que necesitará comer, que tendrá que sacar fotocopias. ¿Cuáles son las contras? ¿Qué pasa si alguien de Castilla no quiere que su hijo o hija haga la Escuela Agraria? Tenemos un compromiso del Ejecutivo de colocar una Combi que sirva de transporte y lleve los chicos de Castilla a Rawson, y, por supuesto, la misma camioneta llevaría a los chicos de Rawson que quieren cursar en la Agraria, a Castilla. Eso serviría como un transporte entre ambas localidades”.
“El lunes estuve en la Dirección Provincial de Educación Agraria -agregó el funcionario-. Desde mi gestión pretendo que Chacabuco tenga una Escuela Agraria estatal. Yo defiendo la educación pública estatal y quiero que haya una escuela de gestión estatal, en el distrito de Chacabuco. Si es en Castilla, mejor, porque estaríamos tratando de reflotar a la localidad, pero si no, va a estar ubicada en algún otro lado del distrito.
Sobre las instalaciones que se utilizarán, Cruz dijo: Tenemos varias propuestas. En principio, los alumnos seguirían cursando en el edificio de la Escuela Secundaria. Hoy tenemos 6 años de secundaria. Se va a ir cerrando un primer año de Secundaria y se va a abrir un primer año de Agraria. Se van a ir ocupando las aulas existentes. Mientras tanto, hay posibilidades de usar dos casas para la escuela, que están a punto de pasar al dominio del Municipio. Tenemos posibilidades de donación o préstamo de tierras, o el uso de terrenos del ferrocarril. Hemos hecho las consultas en la Dirección de Educación Agraria para saber cuál es la unidad productiva mínima que necesita una escuela, y nos dijeron que hay algunas que tienen un terreno de 20 metros por 30 metros, y otras que cuentan con 970 hectáreas. No podemos pretender tener antes las tierras que la Escuela. Tenemos que tener el proyecto funcionando para luego ir por las tierras. Ya tenemos un par de instalaciones vistas, para que allí puedan funcionar talleres o la escuela en sí. La realidad es que todo apunta a generar un espacio educativo más en el distrito y si podemos tener una reflotación de Castilla, mejor. Pero si no es en Castilla, será en otro lugar”.
Cruz también habló de los fondos disponibles para concretar el proyecto: “la Dirección de Educación Técnica Profesional tiene 3 ramas: la educación técnica, la educación agraria, y la formación profesional. Todo lo que depende de esta Dirección, tiene mucha inversión de dinero. Entonces, se hace mucha inversión desde el Estado en maquinarias, en mejoras, en animales, en núcleos porcinos. Es muy interesante porque es mucho dinero que les llega a las escuelas para que puedan invertir en todo lo que son los procesos productivos, en las prácticas profesionalizantes, en los entornos formativos. Pero la realidad es que no se necesita que la escuela tenga tantas tierras porque las prácticas de tambo, por ejemplo, se pueden hacer con un acuerdo con un tambero para que los chicos la puedan realizar, sin tener la necesidad de contar con un tambo, así como con un campo con maíz o con soja. Se van haciendo acuerdos para poder llevar adelante las prácticas profesionalizantes.
Por otro lado, Cruz habló sobre la posibilidad de que los alumnos se internen en el establecimiento: “la Escuela Agraria de Alberti, es con residencia. Los chicos ingresan lunes a la mañana, permanecen toda la semana, con clases y jornadas de estudio, desayuno, almuerzo y cena, pernoctan allí, y el viernes a las 17.00 se retiran. Esa es otra proyección. La verdad es que no podemos armar una escuela con tierras, con residencia, para después ver si se puede hacer el proyecto. La idea es ver la viabilidad del proyecto. No hay que confundirse. Ahora no estamos decidiendo, ni hay elecciones, votaciones. Lo que se pretende es generar un espacio de consulta y opinión para la gente. No vamos a ir a imponer una escuela donde la gente no lo quiera, pero tampoco vamos a dejar de instalarla en donde la gente sí quiera. Estamos tratando de concientizar a la gente. He tenido reuniones con los distintos bloques de concejales y con consejeros escolares. Estamos armando una reunión , que se podría realizar esta semana, para seguir explicando esto. La realidad no imponer nada, sino, tratar de consensuar”.
“Tenemos que apurar los tiempos -reconoció Cruz-. El lunes el director de Educación Agraria, Oscar Bernal, me dice que estábamos con los plazos acotados. Por eso no se pueden estirar demasiado si queremos iniciarlo en el 2018. Si todo se da, lo haremos”.
Por último, Cruz se refirió a los puestos de trabajo: “no se perderían fuentes de trabajo. Al contrario, se generarían más. Las materias que se dan en el primer año de la Escuela Agraria son las mismas que se dan en el primer año de la Secundaria. Hay tres más, que son específicas y tienen que ver con la parte agraria. En segundo año, se repiten las materias, junto a otras tres más. Lo que se va haciendo es cuidar la fuente laboral, por un lado, y agregando módulos, por otro”.

(Nota de Cristian Otegui, publicada en el diario De Hoy de Chacabuco)