ATE pide definiciones sobre lotes y viviendas para municipales

El secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado, exigió certezas al gobierno municipal sobre la escrituración de los lotes del programa Chacabuco para todos, y la construcción de casas en los mismos.

Calarco, junto a otros dirigentes y afiliados a ATE, estuvieron ayer a la mañana en el Concejo Deliberante, donde se presentó un sistema de construcción que usa polietileno inyectado de alta densidad.
“A este plan de viviendas, con este arquitecto que vino hoy a presentarlo, lo conocía desde la época de (Mauricio) Barrientos -dijo Calarco-. Estas viviendas son las que intentaba hacer y vendía (Sergio) Shocklender, con las Madres de Plaza de Mayo. No obstante eso, cuando estaba el ex intendente Barrientos, hicimos una reunión en este mismo lugar, un sábado, y este muchacho se ofendió y se fue. No le garantizaba ninguna vivienda a nuestra organización, que es una de las que más lote tiene. Los afiliados son los que más lotes pagaron, cerca de 210 lotes”.
“En esta oportunidad no sé cuántas viviendas nos tocan, si las hacen -agregó el sindicalista-. Estamos bastante desesperanzados con este tema, por más que las casas sean de telgopor, hierro o madera. Hay mucho chamuyo pero no pasa nada. Que la plata está o que sé yo. Somos críticos de esta situación. Hasta que no veamos las casas no vamos a creer que las cosas son como ellos dicen. Ojalá puedan terminar los barrios como dicen. Pero para nuestros afiliados, no se si nos toca alguna en estas tandas. Tenemos tres parcelas. Una, tiene cuatro manzanas, la 773. También, en el plan que presentó en su momento Barrientos, hasta sorteó 10 departamentos. Yo me pregunto donde están”.
“A los políticos no les creo absolutamente nada, y me hago cargo de lo que digo, porque lo único que hacen es mentir -continuó Calarco-. Mienten, chamuyan, anuncian cosas grandilocuentes. Pasan años y los trabajadores de las familias más humildes, que están en el quebranto. Pasan años. Hay gente que alquila, que no tiene un lugar donde vivir”.
“Los terrenos están todos pagos -dijo el gremialista-. A los trabajadores les hicieron los descuentos de sus haberes. Los trabajadores no quieren que les regalen nada, quieren pagar lo que hay que pagar. A las casas no quieren que se las regalen. Pero resulta que eso a veces no ocurre ni pagando. Tenemos terrenos que tanto la anterior gestión como la actual, no lo limpiaron. Hay terrenos en los que faltan las estacas de la subdivisiones. No hay agua potable. No hay luz. Hay terrenos en los cuales incluso hay chacaritas”.
“Hay gente de la que se dice que ha vendido los lotes -expresó. Claro, después de tantos años no los pueden vender porque no están a su nombre. Lo que no saben es que a la casa no se la van a hacer porque no la pueden poner a nombre de quien compró. No está a nombre del que lo compró. Está a nombre, creo, de la Municipalidad, en algunos casos”.
“Dicen que desde el Instituto de la Vivienda sostienen que no están todos los papeles -agregó Calarco-.No se de qué papeles hablan. Hay hecho actos políticos, ante escribanos, con sorteo. En el Club Porteño, hace poco, estuvo el intendente y fuimos con los compañeros. Entregaron papeles pero a los terrenos no se los limpia ni están a nombre de los trabajadores”.
“La verdad es que hablan todos bárbaro -dijo-. Ahora, en concreto, los trabajadores siguen pagando alquiler, siguen con la situación sin resolver”.
-¿Por qué, entonces, invitaron a ATE a esta presentación?
-No se. Hay que preguntarles a ellos. Estas son puestas en escena. Nosotros no convocados, porque si llamamos a las más de 200 familias, no alcanza el Concejo. La verdad, no había nadie. Nosotros agradecemos la deferencia que tienen algunas autoridades y encargados de la parte técnica, pero en concreto, respuesta no se nos ha dado. La señora de Casa de Tierras (Clelia Cuozzo), no nos da una respuesta concreta. Nosotros lo que vemos es que si uno no es del palo, tiene que venir, exigir, armar lío, porque si no no pasa nada. O sos del palo o fumala. Estamos cansados de que usen a la política. Acá hay cosas que hay que resolver. Preguntamos si firmamos o no, cuál va a ser el plazo, y no te dicen. La señora de Casa de Tierras me dijo que en el Instituto de la Vivienda hay tres subsecretarios, no una sola firma. Si hubiera uno solo sería mejor. No tenemos respuesta y qué respuesta le vamos a dar a nuestros afiliados cuando nos preguntan qué pasa con el terreno. No tenemos respuesta, porque no la tienen ellos.