Alertan sobre un plan para restringir el acceso a la Salud

Los doctores Nelson Coronel y Ernesto Fernández, integrantes de Fuerza Peronista para la Victoria, alertaron sobre el plan que tiene el gobierno nacional para restringir el acceso a la salud a través de un programa.

También criticaron la política relacionada con los medicamentos para los ancianos.
Los dos conocidos médicos invitaron a la comunidad a participar en la charla “Soberanía Sanitaria”, que se realizará hoy, martes, a las 18.00, en el local de Luz y Fuerza, ubicado en Buenos Aires 176. Uno de los oradores será el ex ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán.
El objetivo fundamental es poner de manifiesto la política que lleva a cabo este gobierno neoliberal, encabezado por el señor (Mauricio) Macri -dijo Coronel-. Así como ha ido contra infinidad de derechos del pueblo argentino, también está avasallando derechos vinculados con la salud”.
Por su parte, Fernández, explicó que “Hay en marcha una amenaza concreta, que es la instalación de un seguro de salud. Ellos muy marketineramente, lo calificaron como Cobertura Universal de Salud (CUS). En Argentina ya existe la cobertura universal de salud porque si alguien se accidenta en la calle o tiene algún problema, seguramente lo van a llevar al Hospital y lo van a atender sin preguntar si tiene o no obra social. Le van a resolver el problema y no le van a preguntar si quiere pagar. No estamos ni Estados Unidos ni en Colombia, donde esto no ocurre. El seguro de salud implica establecer una cuota que el Estado pagaría a personas que no tienen ni obra social ni prepaga. Se cubrirían 8.000 o 10.000 pesos por año de gastos en salud. Si uno se excede de ese monto, al resto lo tiene que pagar de su bolsillo. Por ejemplo, si alguien tiene la desgracia de sufrir diabete, cáncer u otras enfermedades crónicas, el Estado cubriría una mínima parte del tratamiento y al resto lo tendría que poner de su bolsillo. A esto ya lo han empezado a aplicar en el PAMI, donde a una cobertura de 100 por ciento en medicamentos, la han ido reduciendo con distintos pretextos: investigando si tiene coche el jubilado, si cobra o no la mínima. La idea es organizarse. Esta no es una charla solamente para los trabajadores de la salud. Estamos llamando a todos los habitantes de Chacabuco a que se organicen y salgan a defender sus derechos, porque lo que viene, es terrible. Es la privatización de la salud”.
Coronel agregó que “¿Cuál es la esencia de la ideología neoliberal? Quiere convertir todo en una mercancía y la salud no es una mercancía. Es un derecho, un servicio que tiene que asumir el Estado. Tiene que haber universalidad, accesibilidad y equidad. Lo que quieren hacer, es convertirlo en una mercancía y ponerle precio”.
Fernández continuó diciendo: “Esto es algo que trasciende lo local. Al anciano que está afiliado a PAMI le van a quitar los medicamentos y punto. No es algo que va a arreglar la Municipalidad. La persona que no puede pagar una obra social, si necesita hacerse una resonancia o cualquier tratamiento de alto costo, no va a estar cubierto. Por empezar, están poniendo barreras en todos lados, pidiendo documentación para saber si el paciente es habitante de la ciudad donde está el hospital o no. En el Gran Buenos Aires están haciendo eso. Si uno vive en San Martín y va a San Isidro, le dicen que no se puede atender. Somos todos habitantes de la provincia de Buenos Aires y de la República Argentina. Somos todos ciudadanos de este país, pagamos los impuestos y el Estado nos tiene que garantizar esto. Daniel Gollán es una figura, continuador de los grandes sanitaristas que tuvimos como Ramón Carrillo, Floreal Ferrara, Arturo Oñativia. Fue el último gran ministro que tuvo Cristina Fernández de Kirchner. Ahora ha organizado junto a Jorge Rachid y Mario Róvere, un gran movimiento que es el Frente Ciudadano por la Salud. A esto no sólo lo tienen que defender los trabajadores de la salud, sino todo el pueblo porque concierne a cada uno de sus integrantes. Estamos haciendo un llamado a cada uno de los habitantes a que tengan conciencia de lo que está en juego. Esto está pasando en Europa. Están llevando la edad de jubilación de las mujeres de 60 a 65 años; y la de los hombres de 65 a 67, y la van a llevar a 70 años. Van a tratar de privatizar o bajar los costos de la salud. A muchos de los ancianos los van a tener que sostener sus hijos. Si no pueden pagar, los ancianos van a tener que vivir de la limosna  porque no van a poder cubrir los costos de las enfermedades que son cada vez más caros”.
Coronel se refirió a la cobertura del nosocomio local: “El Hospital de Chacabuco, hoy puede resolver, algunos problemitas como una apendicitis, una angina, una colecistitis, una litiasis. Pero cuando se trata de patologías más complejas como la colocación de un stent o una valvulopatía en la que hay que operar, no se va a resolver en el Hospital. Hay que ir a centros más especializados, y ahí entra a jugar lo que decía el doctor Fernández”.
“Al seguro lo van a presentar envuelto en celofán -manifestó Fernández-. Va a ser algo muy marketinero. Le van a decir a la gente que le van a dar un carnet con el cual se van a poder hacer atender donde quiere, como Los Arcos, pero no van a explicar que ese carnet tiene una carga de 8.000 o 10.000 pesos por año, o algo más. En el caso de la persona que sufre de diabetes, se va a gastar el dinero en 2 o 3 consultas, y luego va a tener que pagar. Y si no puede hacerlo, se va a morir. A esto lo están tratando de aplicar en Europa, donde hay mucha resistencia porque hay una vieja tradición que toma a la salud como un derecho. Pero ojo, porque la gente se va a entusiasmar con el carnet. Por eso venimos a avivar giles. Lo que no le van a explicar es que eso es como un seguro de un coche. El que tiene un seguro contra tercero, si tiene un incendio, no va a estar cubierto. Este es un seguro de salud que va a cubrir una pequeña parte. Al resto lo van a tener que pagar de su bolsillo o tu familia, o tus amigos, o saldrán a pedir”.
Coronel dijo: “¿Qué pasa con los medicamentos? Esta es una sociedad medicalizada, donde gran parte del presupuesto de una familia se lo llevan los medicamentos. ¿Qué han hecho el señor Macri y sus secuaces? Han cerrado entre 28 y 30 laboratorios que podían elaborar medicamentos, lo que significaba un precio muy bajo. Se habló de 1000 o 2000  por debajo de lo que vale un medicamento de fantasía”.
Por último, Fernández, dijo que “el doctor Gollán es un experto en este tema y va a explicar claramente cómo es el gran negocio de los medicamentos. Suelen ganar hasta el 30 mil por ciento. Es mucho más rentable que la industria armamentista. Es todo un negocio, como pasó con la gripe A u otras enfermedades que inventan y las medicalizan. Hasta están hablando de medicar el duelo que se produce por la muerte de un familiar. Ahora dan pastillas para que no sufran. A toda esta estafa, este negocio infame que hace con la salud, hay que salir a denunciarla”.

(Artículo de Cristian Otegui publicado en el diario De Hoy)