Entrada destacada

Las luces LED llegan a más semáforos

Anuncio para las calles.

Tensa espera afuera de Ingredion

Tensión. Eso es lo que se percibe a las puertas de la planta de Ingredion de Chacabuco.

De acuerdo a lo informado por el Sindicato de Obreros y Empleados de Refinerías de Maíz, hasta el momento ningún empleado de despido y las plantas de Chacabuco y Baraderl están trabajando con normalidad.
Sin embargo, ya han sido colocados neumáticos a metros de la puerta de ingreso a la fábrica, y hay un colectivo repleto de miembros de la Infantería de la provincia.
En diálogo con Radio Chacabuco, el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, reconoció que podría haber 98 despidos en Chacabuco y cerca de 40 en Baradero. No obstante, el funcionario de María Eugenia Vidal se mostró optimista ante la posibilidad de que cuando se reactive la economía, Ingredion pueda volver a tomar personal.
Villegas celebró que no se hayan cerrado las plantas. Adelantó que los  trabajadores que se acogieron al retiro voluntario recibirán durante 6 meses un subsidio equivalente a la mitad de su sueldo actual, hasta los 20.000 pesos.
Parece que solamente hay un comportamiento adecuado para esta situación: esperar.