Entrada destacada

Empleados municipales sancionados

Fue por haber cometido distintas faltas.

lunes, 24 de abril de 2017

Refineros ante los despidos: "Si tenemos que tomar las plantas, lo haremos"

Empleados sindicalizados de Ingredion sostuvieron que en caso de que la empresa avance con los despidos masivos, tomarán las plantas de Baradero y Chacabuco, si es necesario. También adelantaron que llevarán el reclamo al sector político.

Juan Verdié, secretario de Organización del Sindicato de Obreros y Empleados de Refinerías de Maíz, y Javier Curaratti, vocal de la comisión directiva, brindaron una entrevista al Diario De Hoy, en la que salieron a responderle a Pablo Pla, gerente para la ConoSur de Ingredion.

-¿Cuál es la opinión del sindicato ante la posición de la empresa de que va a haber despidos?
-En primera instancia, nosotros nos estamos reuniendo como corresponde dentro del ámbito del Ministerio de Trabajo, y en algún que otro encuentro particular, con la empresa. Más allá de que hay diálogo, sabemos que no es el mejor porque la empresa plantea que el sindicato es inflexible, y está faltando a la realidad; que los sueldos son de entre 42.000 y 50.000 pesos, lo que también mentira. ¿Qué tiene que salir a decir qué gana o deja de ganar un obrero cuando ellos jamás dijeron el dinero que se han llevado al exterior? Después, Pla dice que estamos dialogando por el futuro de nuestros hijos y nietos. ¿De qué futuro me habla? Es un futuro miserable. Quieren cambiar el convenio y reducir los salarios. Nosotros le decimos que estamos dialogando como corresponde. No vamos a salir de ese ámbito porque estamos dentro de la conciliación obligatoria. Rechazamos profundamente el amedrentamiento y la persecución de los compañeros no sólo dentro de la planta sino también afuera, con el agravante de que van a sus hogares para que se presenten para los retiros voluntarios. Es una práctica cínica y desleal. Lamentablemente, la hemos denunciado en el Ministerio de Trabajo y nos han dicho que estamos cobrando los salarios y trabajando. Que paradoja: las mismas personas de las que quieren prescindir, ahora le están haciendo ganar millones. También dejamos en claro que el jueves 27 se termina la conciliación obligatoria y vamos a dar la lucha que corresponda. Si tenemos que tomar las plantas, las tomaremos. Si tenemos que cortar las porterías, los depósitos, el puerto o donde hayan jugado para que nuestra lucha se desmadre, los vamos a cortar. También le estamos diciendo al poder político de turno que este problema no es sólo nuestro. Indirectamente, afecta más fuentes de trabajo. Le decimos al Ejecutivo de turno: ‘el problema es de ustedes’ y si tenemos que ir al Municipio, también vamos a ir. Estaremos en la puerta del Municipio o en la oficina de quien tengamos que estar, sea a nivel local, provincial o nacional. Lamentablemente, otro de los agravantes para los sindicatos, es que pareciera que hoy no tenemos el derecho de protestar o decir las problemáticas que tenemos. (Javier Curaratti)

-¿Cómo analiza la situación actual?
-La empresa salió, a través de Pablo Pla, gerente del Mercosur, a amedrentar a la familia refinera. La verdad es que estamos muy dolidos. Él está diciendo que ya tiene los telegramas, y estamos en conciliación obligatoria. Está jugando muy sucio, y estamos enojados con las declaraciones que ha hecho. Le está mintiendo a toda la ciudadanía. (Juan Verdié)

-¿Por qué dice que le miente a la ciudadanía?
-Dice que el sindicato es inflexible, que no tiene diálogo. En realidad, no somos inflexibles. En Chacabuco hace varios meses que se trabaja en distintos sectores de la planta con menos gente que la que dice el convenio colectivo de trabajo. Donde deberían estar trabajando 7 personas, hoy están trabajando 5. Deberíamos haber hecho cumplir como corresponde el convenio. (Juan Verdié)

-Tenemos un convenio colectivo de trabajo que modificamos en el 2005, y volvimos a hacerlo en el 2012. Habla de la polivalencia funcional y de cómo tenemos que trabajar en caso de ausentismo: que hay que absorber la tarea, después tienen que trabajar los mandos medios, y después, si no se pone la gente, hacemos la tarea, porque es lo que corresponde dentro del convenio firmado. Entonces, este señor que habla del artículo 2º y 9º de nuestro convenio, en muchas ocasiones está faltando a la verdad. La polivalencia está firmada desde el 2005, pero ellos la tienen que poner en práctica. Hay sectores en los que lo han hecho. (Javier Curaratti)

-¿La paritaria por el aumento de sueldo está trabada por los despidos?
-No es casualidad que nos vengan a cambiar el ángulo. Nosotros al 1º de marzo teníamos que estar discutiendo paritarias, y estos señores lo que quieren que discutamos no es sólo la reforma del convenio sino la salida de compañeros. Nosotros le estamos diciendo que no, más allá del amedrentamiento de compañeros a los que les gana el momento y terminan arreglando. Hay algunos compañeros que tienen la posibilidad de otro emprendimiento para su bien, y hay otros por los que uno se pregunta qué están haciendo. Nosotros les decimos que se queden, que no se vayan. Vamos a dar la lucha que sea necesaria, hasta las últimas consecuencias, para lograr lo que queremos que es seguir trabajando y cuidando nuestro poder adquisitivo. (Javier Curaratti)

-¿Qué piensan de esa posición que afirma que si sigue el conflicto la empresa cerrará líneas de producción?
-Ellos lo que quieren es precarizar la mano de obra. Están tratando de asustar a la población con eso de que cierran las plantas y se van. La realidad es que quieren mano de obra más barata. Ese punto es doloroso porque no sólo van por una rebaja salarial sino porque se contrate y se subcontrate a gente por temporadas. (Juan Verdié)

-En ese tema hay que tener en cuenta que no es la primera vez que se escucha esa amenaza. Nosotro si tenemos que tomar las plantas, lo vamos a hacer. Que no se crean que van a hacer lo que quieren. Si tenemos que hacerlas funcionar sin ellos, vamos a hacer lo imposible para que trabajen. Dicen en los medios ‘cerramos y nos vamos’, pero dentro de la empresa hay cuestiones que indican lo contrario, como ciertos proyectos. Chacabuco toda la vida le salió barato. Les salió barato con el tema de los efluentes con los que se cansaron de contaminar y tuvieron que invertir millones por los juicios que tienen con la barriada cercana. Les sale barato con el agua potable que chupan y chupan de nuestras napas y no pagan nada. No están Chacabuco porque son buenos. Están en Chacabuco porque, inclusive, con la materia prima nuestra, les conviene. Ellos que hagan su negocio, pero que no nos quieran tocar nuestro bolsillo, ni el empleo, porque vamos a dar la lucha que corresponde. (Javier Curaratti)

-¿Hay gente que está incorporada en listas de despidos?
-La realidad es que no hay ningún telegrama de despido. En el momento en el que haya un telegrama, vamos a actuar y tomaremos las plantas. Hoy están amedrentando a la gente con esas famosas listas pero en ninguna de las dos plantas hay telegramas de despido. (Juan Verdié)

-A Pla se olvidó de decir que al Preventivo de Crisis no se le dio apertura. El Ministerio de Trabajo dijo ‘no vemos la crisis, no vemos la mentira de que tomaron 60 medidas’. No lo pudieron demostrar. Y les dijo que la única mirada que tiene la gente es la de los afiliados del SOERM. Más claro no puede estar por lo que vienen: por la organización, por los sindicatos. Vienen por un modelo de tratar disminuir y si es posible, no tener sindicatos. Un modelo en el que te preocupes por tu fuente de trabajo y no el aumento salarial. Lamentablemente, estos señores están poniendo en juego ese modelo, al pie de la letra. (Javier Curaratti)

-¿En las reuniones no se habló de cambiar el convenio actual al de otra rama de actividad?
-Nosotros tenemos un convenio por molienda húmeda. Es la actividad que tenemos nosotros y el Sindicato de Obreros y Empleados de Refinerías de Maíz. No es fácil cambiarlo. Hay un encuadramiento. Cuando en el año 2.000 vino el SOERM y nosotros éramos afiliados a otro sindicato, al de Químicos, se hizo una compulsa. Presentamos las afiliaciones. La actividad era la de la molienda húmeda. Se presentaron otros gremios, pero el Ministerio de Trabajo dijo que la actividad era la del SOERM. Pero más vale que estos tipos vienen a reformar el convenio a la baja. Nosotros tenemos un convenio del 2005, con una nueva interpretación del 2012 y ellos vienen a hablar de que es viejo. De lo que vienen a hablar es de que, dentro de lo posible, el nuevo convenio sea a la baja y nosotros le decimos que no. No nos han regalado nada. Se han llevado fortunas de Argentina. ¿Hoy al ajuste lo tenemos que hacer los trabajadores? No. (Javier Curaratti)