Encadenado: Le ofrecieron 8.000 pesos para arreglar el auto

Regresó a la Municipalidad el chofer de remís que hace unas semanas se encadenó a las escaleras del Municipio porque no conseguía que le pagaran el arreglo de un auto de su propiedad que se averió en la obra de repavimentación del acceso a Castilla.

Se trata de Sergio Franzero, quien estaba reclamando 80.000 pesos a la empresa a cargo de la obra, y recibió una oferta de sólo 8.000.
El chofer se mostró molesto porque, según dijo, con ese monto no arregla el vehículo, ni cubre el lucro cesante.
Franzero comentó que la Municipalidad es responsable porque no controló la obra.
Cabe recordar que, según Frazero, su auto se averió en una noche de tormenta, cuando ingresa a Castilla a buscar a un pasajero. Dijo que como no había señalización, terminó golpeando con distintos obstáculos.