Entrada destacada

Vecinos accidentados en la ruta

Necesitaron ayuda.

jueves, 6 de abril de 2017

Concejo: La oposición pidió ser convocada y el oficialismo habló de Macri

En el acto de apertura del período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, la oposición pidió diálogo y el oficialismo aprovechó para exaltar la gestión presidencial.

Al final del evento, una vecina increpó a la edil Lidia Badel.
Una vez que finalizó el discurso del intendente Víctor Aiola, el primero en tomar la palabra fue Javier Estévez, presidente del bloque  PJ-FPV.
El edil le pidió a Aiola que recuerde que fueron muchos los que hicieron obras por Chacabuco, y citó a intendentes tanto de la Unión Cívica Radical como del Partido Justicialista.
"Nos parece bárbaro lo que está haciendo por los barrio pero hay intendentes que hicieron los barrios", expresó Estévez, luego de haber escuchado durante varios minutos como Aiola hablaba del plan de accesibilidad, y de las obras de cloacas.
Estévez también pidió diálogo y que el intendente convoque a la oposición.
"Este modelo económico está dejando a muchas familias sin trabajo", expresó.
Por otro lado, Estévez le pidió al Jefe Comunal "no estar denigrando a la oposición y al que piensa distinto".
Por su parte, Hugo Moro, del Frente Renovador, resaltó su voluntad de tratar de acompañar lo que está bien y "oponernos con fundamento" a lo que cree que está mal.
El edil le respondió a Aiola, sobre el presupuesto de 20 millones de pesos para el desagüe del centro tradicionalista El Mojón. Dijo que ese monto se generó muchas dudas.
A su vez, cuestionó la privatización de la planta de residuos, de la que Aiola llamativamente no habló.
Recordó que había acompañado a la intendencia en el tema de las tierras del Tiro Federal.
Moro sostuvo que quedaban temas pendientes como la carga y descarga de camiones en la ciudad, la garrafa social en momentos en ese combustible envasado aumentó un 40 por ciento.
Además, Moro recordó que votó los dos presupuestos del actual gobierno, objetando solamente el aumento de sueldo de los funcionarios.
Por último, Moro le dijo a Aiola que "nadie es destituyente", y agregó que "es más democracia que haya más voces".
Alberto Limia, del GEN, fue breve. Reconoció que hasta el momento ha respaldado al intendente y le pidió al resto de los ediles no bajar los brazos.
El concejal destacó la perceverancia de los vecinos autoconvocados por la autopista.
Por último, Limia anunció: "seguiremos siendo una oposición constructiva con ideales progresistas".
En cuanto a Graciela Rodríguez, de Cambiemos, inició su discurso destacando la movilización del 1º de abril que respaldo al gobierno nacional en la Ciudad de Buenos Aires.
En cuanto a las manifestaciones que parecen ser contrarias al gobierno nacional, Rodríguez expresó su preocupación por los "infiltrados" que asisten con las caras cubiertas "en un intento de desestabilizar la democracia que tanto nos costó conseguir".
Rodríguez también pidió trabajar juntos para evitar la "grieta".
También tuvo tiempo para saludar a los ex combatientes de Malvinas.
Por otro lado, Rodríguez destacó que la intendencia otorgó en dos años aumentos de sueldo por 67 por ciento.
Además, la edil sostuvo que los actuales gobiernos encontraron "una provincia destruída" y "un panorama semejante en la Nación".
Sobre el final, Rodríguez anunció que este año la inflación será de entre el 12 y el 17 por ciento.
"No creemos en liderazgos mesiánicos", sostuvo Rodríguez y agregó "el cambio se logra juntos día a día o no se cambia".
En lo que respecta a la situación que vivió la edil Badel, se dio cuando estaba saliendo del salón del Concejo Deliberante, mientras un grupo de vecinos saludaba al intendente Víctor Aiola. Varias personas observaron como la madre del ex diputado provincial Rubén Darío Golía mantuvo un cruce con una vecina.
Sus compañeros de bloque estuvieron tratando de identificar a la la mujer.