Entrada destacada

Aiola visitó ALPI

Recorrida por la sede.

Vecina discapacitada denunció que el Municipio no le dio trabajo

Una vecina que sufre una discapacidad usó la banca abierta del Concejo Deliberante para denunciar que la Municipalidad de Chacabuco no le dio el trabajo que le correspondía por ley. Además, anunció que inició acciones legales contra distintas personas.



“La ciudad de Chacabuco no me está escuchando y el señor intendente es un necio”, expresó la vecina, llamada Clarisa Giménez, quien hizo usó la banca abierta luego de que se la Mesa Sindical se retirara del Concejo Deliberante, tras la marcha contra los despidos en Ingredion. Habló para los ediles presentes, algunas personas y unos pocos medios periodísticos. Cargó contra funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social y del entorno del intendente.
“Hablan mucho de los discapacitados que se están incorporando y es una gran mentira”, expresó Giménez, y agregó “la estoy pasando muy mal”.
La mujer contó que durante mucho tiempo estuvo concurriendo a la Municipalidad pidiendo un trabajo que le corresponde por ley. Quiso reunirse con el intendente Víctor Aiola pero solamente fue recibida por su primo, el ahora secretario General, Mariano Abeleyra. Este último le habría dicho que por la situación que había heredado la actual gestión, no había posibilidad de ayudarla.
No obstante, Giménez acudió al gobierno de la Provincia y a entidades dedicadas a programas para discapacitados y logró algún tipo de aval. Con esta documentación se volvió a presentar ante la Municipalidad y, según dijo, en la Asesoría Letrada reconocieron su situación y hasta le dieron fecha de ingreso para el 1° de febrero, supuestamente, en la sala de monitoreo de las cámaras de seguridad.
Además, Giménez denunció que una psicóloga que le realizó exámenes pre ocupacionales, colocó en un informe expresiones que ella nunca había dicho. Esto actuó negativamente sobre su situación y, posiblemente, fue uno de los argumentos que terminó usando la Municipalidad para no darle trabajo. La mujer tuvo acceso al expediente y ahora anunció que le iniciará juicio a la profesional.
Giménez también acusó al intendente y al secretario de Gobierno, Mariano Cámera, de firmar un escrito que se presentó ante la Provincia diciendo que no se le podía dar trabajo en la Municipalidad porque no había lugar.
“Yo no soy de ningún partido político”, dijo Giménez, “soy madre”. “Me vulneraron a mí -agregó-. No vine a pedir un subsidio. Hace tiempo que vengo a pedir un trabajo digno. No necesito escuchar esa parte de la gestión anterior, necesito una respuesta ahora”.
“Todo lo que se me prometió, no se cumplió”, continuó, “si no se me ampara como debe ser, me voy a ver obligada a ir hasta la Organización de Estados Americanos para que se respeten mis derechos”.
Además, Giménez denunció maltrato de parte de los integrantes de la Secretaría de Desarrollo Social.
El Concejo Deliberante acordó organizar una reunión con todos los funcionarios involucrados por Giménez para analizar su situación.