Entrada destacada

Video: Vecino se queja del estado en el que se encuentra su barrio

No hay avances con las calles y el alumbrado público.

Piden informes por vacunas vencidas

El bloque de concejales PJ FPV pidió informes al Ejecutivo y a la Provincia para saber si llegaron a Chacabuco las vacunas vencidas que le costaron el puesto al ex director de la Región Sanitaria III, Marcelo Lerda.

El ex funcionario declaró a medios de la vecina ciudad que podría haber sido víctima de un sabotaje.
El caso roza a Chacabuco, porque una de las segundas al mando de la Región Sanitaria es Romina Sclavi, la esposa del intendente Víctor Aiola.
Explicó Lerda: “estuve de vacaciones fuera de Junín del 6 al 26 de enero, en ese lapso unas vacunas Sabin aparecieron en la Región Sanitaria sin saber por qué, cuando debían haber sido destruidas anteriormente. Yo había mandado a hacer un relevamiento previo. Hay dos personas con alto rango en la Región Sanitaria que aparentemente no se dieron cuenta. Pero lo más grave es que esas vacunas se repartieron posteriormente, cuando debieron haberse destruido”, relató en principio el ahora ex funcionario.
“Conocido esto, Pitarque -(Raúl) director Provincial de Integración, Redes y Gestiones Sanitarias de la Provincia- me convocó a una reunión en La Plata sin darme ningún tipo de explicaciones. Al llegar allá me pidió que presente una renuncia por motivos personales y me dijo que si lo hacía todo iba a quedar tapado sin que se sepa nada. Cuando le pedí explicaciones me dijo que era una decisión de la Ministra (Zulma Ortíz) que ya estaba tomada”, narró. 
Lerda precisó a continuación que “le dije a Pitarque que no iba a renunciar de ninguna manera, yo trabajo como médico en Junín hace 35 años y quiero seguir caminando con la frente alta. Lo que me interesaba, y me interesa, es que se conozca la verdad. Nada más que eso. Que salga a la luz si fue un sabotaje o una maniobra delictiva”. 
Y acentuó: “La Región estaba muy politizada desde la gestión del gobierno anterior. Tal vez hubo gente a la que no le gustaron algunas decisiones que pude haber tomado. Una vez inclusive desapareció una ambulancia llena de vacunas, y después apareció el chofer en un estado que no era normal”. 
En declaraciones periodísticas, el profesional indicó que “esto me hace acordar a la época de la Dictadura, cuando te llamaban de un momento para el otro y nadie te daba ninguna explicación. Yo nunca viví de la política, todo el mundo lo sabe, solamente quise darle una mano a Petrecca y sinceramente esperaba otro tipo de apoyo por parte de él. Mucha gente de Junín y de la zona se solidarizó conmigo, otros intendentes, directores de hospitales. Lo único que pretendía era poder defenderme, que se inicie un sumario como corresponde para saber bien qué fue lo que pasó”.